A raíz de la crisis económica del país y las nuevas restricciones cambiarias, el presidente de la Cámara Franca de Punta Arenas, Luis Lépori, sostuvo que la situación se ha deteriorado a tal punto que "los argentinos no volverán antes de dos o tres años. Si es que vuelven".


En Punta Arenas creen que los argentinos no volverán antes de dos o tres años

A través de un artículo publicado por el diario El Pingüino, de Punta Arenas, plantearon la «inquietud a nivel regional» tras las medidas económicas anunciadas el fin de semana último por el gobierno argentino, entre ellas las nuevas restricciones cambiarias.

En ese sentido, el presidente de la Cámara Franca, Luis Lépori, expresó ayer que “pueden poner más restricciones pero el tipo de cambio está tan golpeado para los argentinos, que mientras no se recupere eso, no se ven luces positivas”.

De hecho, su experiencia le indica otra posibilidad. “Veo más factible que los pocos argentinos que vienen compren dólares acá y se los lleven a su país.

– ¿Ha ocurrido en otras ocasiones?

“Va a ocurrir, pues ya ha sucedido antes. Pero eso no significa que la gente se va a pegar un viaje sólo para comprar dólares. Lo más relevante es lo que ocurrirá en las elecciones de octubre donde es casi irreversible que vuelva Cristina Fernández”.

– ¿Y cómo visualiza la situación argentina?

“Con la Zona Franca de ellos no vemos opciones de una apertura antes de dos o tres años, si es que llega a ocurrir. Mientras no se recupere el tipo de cambio, estamos hablando antes de dos años. Todo depende de las medidas que vayan tomando”.

A su vez, el economista Manuel José Correa expresó: “El turista argentino que viene a la región a pasar unos días, claramente no se va a ver afectado por estas medidas. No son estas restricciones las que van a inhibir la venida de ellos a la región, son las condiciones generales de la economía argentina que son persistentes y constantes y eso sí impacta en el turismo”.

Agregó que se trata de un deterioro “que viene desde hace bastante tiempo, hay una depreciación del peso y junto con la inflación se les hace caro venir a Chile. Eso no va a variar con el cepo. Ahora con la incertidumbre de lo que viene en octubre, lo primero que se sacrifica es el gasto en ocio”.

Comentarios