El hecho sucedió durante el fin de semana largo y se tomó conocimiento luego de que un hombre de 65 años, identificado como Milciades Orellana, solicitó la presencia policial debido a que al presentarse en un terreno que le cedió la municipalidad, se encontró con que estaban realizando la construcción de tres precarias viviendas. Desde la Subsecretaría de Medio Ambiente intimaron a los ocupantes para que procedan al desarme en 48 horas.


Denuncian usurpaciones en el valle de andorra

Orellana solicitó la presencia de la Policía provincial para que se presentaran en la zona de Valle de los Coihues al 100, del valle de Andorra. Al llegar un patrullero de la Comisaría Quinta, constataron que efectivamente había tres construcciones irregulares dentro del predio.

Cuando verificaron a los ocupantes, la policía pudo corroborar que había tres hombres, tres mujeres jóvenes y una menor de 3 años. Todas las personas tenían cédula de identidad de la República de Bolivia, según informaron las fuentes policiales.

Ante dicha circunstancia, la policía se comunicó con el subsecretario de Medio Ambiente de la Municipalidad, Pablo Rodríguez, quien informó a los ocupantes de las viviendas de los impedimentos de construir en el sitio. Asimismo se emitió una intimación al desarme de las construcciones en un plazo de 48 horas y advirtió que vencido el plazo, de no ejecutarse dicha solicitud, se enviará al lugar una cuadrilla para el desarme.

Cabe señalar que por su parte Orellana, el vecino damnificado, evitó por el momento radicar una denuncia penal por el presunto delito de usurpación y en su lugar, decidió esperar a que se cumpla el plazo de intimación emitido por el municipio, para luego determinar si realizará acciones judiciales contra los ocupantes o no.

Comentarios