El INDEC ubica a Tierra del Fuego al tope en caídas de ventas en supermercados de la región patagónica. En Santa Cruz fue del 19% y en Chubut del 16%. A esto se suma que la capacidad de compra de los asalariados registró en la provincia una merma del 19%.


El INDEC ubica a la provincia al tope en caídas de ventas en supermercados

De acuerdo a datos del primer cuatrimestre de este año, difundidos por el INDEC, en Tierra del Fuego las ventas en supermercados experimentaron una caída del 20% en sus ventas, ubicándose al tope de la medición realizada en la región patagónica, donde la menor caída operó en Neuquén con el 9%.

Del informe se desprende que por detrás de Tierra del Fuego se ubica Santa Cruz con una caída del 19%; seguido de Chubut 16% y Río Negro 12%. Las ventas cayeron en todo tipo de comercio, y con mayor intensidad en aquellos que ofrecen bien de consumo postergable.

Un informe de la consultora IERAL, de la Fundación Mediterránea, sostiene que las menores ventas registradas son compatibles con la abrupta reducción del poder de compra de asalariados, luego de la devaluación. Y a eso se agregaron los menores créditos al sector privado, debido a una mayor reticencia de los bancos a prestar en periodos recesivos.

El INDEC también hizo una evaluación de la capacidad de compras de los asalariados en todas las regiones y, en el caso de la Patagonia, allí también la población fueguina lidera la caída con un 19%; seguido de Río Negro y Chubut con el 11%, Santa Cruz en un 10% y Neuquén, con el menor registro, de un 6%.

A nivel regional, en la capacidad de compra por masa salarial privada la caída más importante se registró en la región norteña y en la pampeana. Esto tendría explicación en que los ajustes de los salarios públicos fueron más importantes en esas zonas, que en el resto del país; según el análisis publicado por IERAL.

Respecto a los créditos al sector privado, según datos del Banco Central de la República Argentina, en la Patagonia la caída la lidera Santa Cruz con el 26%, seguido de Chubut con el 25%, Tierra del Fuego con el 24%; y por último, Neuquén y Río Negro con un desplome del 21%.

En el primer cuatrimestre, otro de los datos negativos que muestra Tierra del Fuego es la de la ocupación de mano de obra. Bajo la calificación de “mal desempeño”, es la jurisdicción del país que encabeza la reducción del empleo privado.

En general, las provincias con peor desempeño en actividad también se vieron perjudicadas al reducir más el empleo privado, como ha ocurrido en la mayoría de las jurisdicciones norteñas, con algunas excepciones como Salta y Jujuy; dice el informe de IERAL, en función de los datos difundidos por el INDEC.

En cambio, Neuquén y varias de las grandes (Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe) son las menos afectadas por la recesión. Es decir, tuvieron menor actividad y redujeron el empleo, pero en menor medida que el resto de las regiones.

Al tercer trimestre del año pasado, los sectores más afectados en regiones eran industria, construcción y comercio. Precisamente, en Tierra del Fuego fueron las actividades donde más repercute el ajuste de la economía, con cierres de negocios y reducción en la planta de personal en las fábricas del rubro textil y electrónicas, sobre todo.

Comentarios