Una agente de la Comisaría Primera descubrió una cámara en uno de los baños de damas de la dependencia. Una vez realizada la denuncia, se constató que el aparato era controlado desde un celular, cuyo propietario fue sumariado.


Una agente de la Comisaría Primera descubrió una cámara en uno de los baños de damas de la dependencia.

Una mujer policía denunció haber hallado, bajo una pileta del baño de damas de la comisaría primera, una cámara que se encontraba instalada en forma clandestina. El hecho ocurrió ayer y motivó una investigación que terminó con un efectivo policial sumariado.

Durante la noche de miércoles, el juez de turno Dr. Daniel Cesari Hernández y el Fiscal Mayor Guillermo Quadrini asistieron a la comisaría Primera y a la Unidad Regional Norte, donde se entrevistaron con los principales jefes policiales.

Allí el Fiscal Mayor consideró que el hecho no encuadra en ningún tipo penal, a pesar de que ya se habría logrado determinar que la cámara era controlada desde el celular de un efectivo policial que ya estaría identificado.

Igualmente, ante la inexistencia de delito alguno que en el Código Penal se asemeje a este increíble hecho suscitado en una dependencia policial, se determinó que la fuerza inicie un sumario administrativo y se ordene la separación del cargo del efectivo sospechado, del cual aún no trascendieron datos.

Comentarios