El hecho sucedió el martes por la noche, donde un hombre fue detenido por la Policía, señalando que su mujer lo había agredido primero. Ante ello, desde la fiscalía de flagrancia se desentendieron del caso, por lo que el hombre quedó detenido contravencionalmente y luego otro juzgado sí lo dejó detenido por violar normas de conducta.


Personal policial de la comisaría Quinta intervino y detuvo a Luis Marcelo Vargas de 38 años, quien aseguró que se defendió de una agresión de la mujer.

El incidente se registró en un domicilio de calle Laguna de los Flamencos donde los propios vecinos intervinieron ante la golpiza que un hombre le estaba propinando a su mujer, a la que agredía con un cinturón, saliendo ambos a la vía pública, frente a la vivienda.

“La arrastró a la mujer por la calle, le pegaba con la hebilla del cinturón. La mató a palos vino la ambulancia y él quedó detenido”, fue el relato de una de las conmocionadas vecinas, que junto a otras personas del lugar, intercedió ante lo sucedido.

Personal policial de la comisaría Quinta intervino y detuvo a Luis Marcelo Vargas de 38 años, quien aseguró que se defendió de una agresión de la mujer.

Una vez que asistieron y trasladaron al hospital a la mujer de 36 años, la Policía entabló comunicaciones con la fiscalía de flagrancia, la secretaria la Dra. Minelli, quien se negó a intervenir en el procedimiento entendiendo que hubo agresión recíproca.

La fiscalía, que se dice “especializada en asuntos de Violencia de Género”, entendió la existencia de cierta proporción de fuerzas entre la agresión de un hombre a la de una mujer.

Vargas quedó detenido contravencionalmente y estaba en condiciones de recuperar su libertad ayer, sin embargo desde la Policía y el Juzgado de Ejecución trabajaron en relación a que el hombre quebrantó normas de conducta, por lo tanto sigue privado de la libertad.

Comentarios