Por las nevadas, en los comercios y supermercados ya no se consigue sal gruesa ni urea.


Con inspectores salen a controlar que los vecinos e instituciones frentistas despejen las veredas de nieve y hielo

El coordinador de la dirección de Ecología del Municipio de Río Grande, Rodolfo Sopena, dijo en Fm Aire Libre que la intención es advertir a los frentistas para que despejen las veredas. “A partir de hoy se ha comenzado a notificar a los frentistas que no han dado cumplimiento a la ordenanza 2.941 del año 2011 que establece que todo frentista es el responsable de las condiciones en las que se encuentra la vereda”.

En este sentido precisó que “se están empezando a cursar las notificaciones correspondientes, porque hay gente que no ha dado cumplimiento ni siquiera con la primera nevada, y al día de la fecha con las temperaturas tan bajas que hubo y las reiteradas nevadas que están cayendo, se ha acumulado una gran cantidad de nieve y hielo en las veredas y a partir de hoy comenzamos a notificar de que saneen la vereda y la dejen en perfectas condiciones”.

La notificación es por 24 horas. “Una vez no dado el cumplimiento al emplazamiento que le da la notificación, se le labra la infracción y eso sigue su curso en el Juzgado de Faltas que fija las unidades punitorias”, explicó.

Sopena expresó que “la normativa habla de 12 horas finalizada la nevada se tiene que limpiar la vereda, entendemos que mucha gente por sus horarios de trabajo sale de la casa muy temprano y cuando llega a la tarde transcurrió la nevada, el que tenga el tiempo de hacerlo puede hacer una limpieza intermedia si tiene un corte de horario y finalizada la tarde terminar de limpiar las veredas”.

En el caso donde no hay vereda hecha, sino que la vereda es de tierra, el funcionario indicó que “aplica para todos los frentistas tengan o no la vereda hecha con cemento”.

Para las instituciones públicas se le solicita que limpien con su personal. “Hay un dilema con el personal pomys que no se retira del establecimiento, que el trabajo lo hace adentro y no se quieren hacer cargo, y a través de Limpieza Urbana asistimos a los establecimientos públicos”, añadió.

“La obligación es para el frente en su totalidad, hay instituciones que tienen un frente demasiado grande y entendemos que no tienen los medios para limpiar todo ese frente, con que dejen libre para el peatón una franja de 80 centímetros libre de nueve y hielo, desde la línea del edificio hacia el cordón”, sumó.

Comentarios