El Gobernador electo confirmó que sus colaboradores Agustín Tita, Gabriela Castillo y Oscar Bahamonde serán sus representantes ante el Gobierno para el proceso de transición. Señaló que no es su intención “analizar qué hizo la Gobernadora, sino ver cómo están las obras, cómo están las cuentas y las políticas públicas”.


Melella sostuvo que “lo que más nos interesa en este proceso es conocer bien los números, saber dónde estamos, conocer bien la estructura del Gobierno”.

A partir del dictado del decreto mediante el cual la Gobernadora instruyó al ministro Jefe de Gabinete que instrumente el proceso de traspaso de mandato con las autoridades electas, el intendente de Río Grande y gobernador electo Gustavo Melella confirmó que “ya se ha comunicado el ministro Gorbacz con nuestro coordinador de Gabinete, Agustín Tita, y seguramente la semana que viene habrá un encuentro para ir viendo ese tema” y precisó que “por nuestra parte ya designamos a Agustín Tita, Gabriela Castillo y Oscar Bahamonde para que sean los funcionarios de la gestión que participarán de las reuniones durante la transición”.

Melella, en declaraciones difundidas a través de una gacetilla de Forja, sostuvo que “no hace falta que nos encontremos con la Gobernadora, para eso están nuestros equipos técnicos. No es necesario mientras haya un buen diálogo porque también, en forma paralela, estos equipos se irán reuniendo con distintos sectores”, ya que “hay mucha tarea por delante” indicó.

Subrayó que “esta transición no es para analizar qué hizo la Gobernadora, sino para ver cómo están las obras, cómo están las cuentas, las políticas públicas”. Sostuvo que “lo que más nos interesa en este proceso es conocer bien los números, saber dónde estamos, conocer bien la estructura del Gobierno”, y aseguró que “nuestra intención va más por ese lado que en estar buscando cosas. No es esa nuestra actitud. No vamos por la cabeza de nadie. Nosotros queremos información, datos, pero para saber dónde estamos parados, porque necesitamos seguir adelante con todas las cosas buenas que se estén haciendo, mejorar lo que se pueda y cuidar el patrimonio que es de todos”.

De todas maneras manifestó que “es posible que luego de asumir surjan cuestiones que no se vean en esta transición, porque cuando uno hace muchas cosas se puede equivocar. Es posible que haya alguna equivocación. Eso es una cosa. Y otra cosa es cometer un delito como puede ser la malversación de fondos públicos por ejemplo, que son hechos que si suceden, se deben denunciar”.

Indicó también que durante esta transición no puede “desatender la gestión tanto nosotros como el Gobierno de la Provincia, y sobre todo sin comprometer nada a futuro. Lo mismo vamos a hacer nosotros en Río Grande con respecto a Martín Pérez”.

Comentarios