Un automóvil colisionó contra una columna de alumbrado, y un hombre que iba como acompañante murió por las heridas que sufrió. El conductor del rodado estaba alcoholizado. Lo internaron y quedó detenido.


Una tragedia producto de un siniestro vial se registró en la ciudad de Río Grande. Leandro Almonacid, un joven de 31 años de edad, murió en forma violenta en un incidente vial que sucedió ayer, en horas de la madrugada y que tuvo como principal causal el hecho que quien manejaba la unidad en la que se desplazaba estaba alcoholizado.

Fuentes policiales informaron que Marcos Paulo Amado (39), tenía un dosaje de 1,2% de alcohol en sangre, al momento de ser asistido en el nosocomio local, luego de chocar el Fiat Siena que guiaba contra una columna de alumbrado público ubicado en la calle Héroes de Malvinas, a escasos metros de la rotonda de la Aviación Naval.

El hecho ocurrió en horas de la madrugada, bajo una copiosa lluvia que provocó que la calzada quedara resbaladiza, lo que sumado a la alta velocidad que llevaba el automóvil y el estado de ebriedad del conductor fueron el cóctel que terminó en un nuevo hecho fatal en el tránsito de la ciudad.

Tras perder el control, Amado no pudo evitar que el auto que manejaba terminara impactando con su lateral derecho a una columna de alumbrado público. Fue por esto que Leandro Almonacid, que iba como acompañante, se llevara la peor parte del incidente y terminara falleciendo casi al instante.

En el lugar del hecho, personal policial y de los Bomberos Voluntarios procedieron a socorrer a las dos personas que estaban en el interior del auto. A Almonacid se le practicaron algunas maniobras de reanimación, pero todas fueron sin éxito y su deceso ocurrió en el lugar.

En tanto, Marcos Amado fue trasladado de urgencia a la guardia del Hospital Regional, donde por protocolo se le extrajo una muestra de sangre para proceder a realizar la alcoholemia de rigor, la cual arrojo un dosaje de 1,2 % de alcohol en sangre. El conductor quedó internado, detenido, a disposición del juez penal en turno que instruye una causa por homicidio culposo.

Una nueva tragedia

Lo ocurrido este domingo a la madrugada se suma a un hecho trágico que sucedió hace quince días atrás en la ruta 3 y su cruce con calle Córdoba, cuando una persona en estado de ebriedad, al mando de una camioneta chocó a un automóvil y provoco la muerte de su conductor, identificado como José Domingo Cornalo.

La tragedia sucedió el domingo 13 de abril, cerca de las 9.00 de la mañana, por el cual está imputado Adrián Páez, quien manejaba alcoholizado, arrojando el dosaje de la alcoholemia 1,4 % de alcohol en sangre. Al declarar ante el Juez, confesó que esa mañana había salido de celebrar un cumpleaños de 15 y que cuando ocurrió el incidente se había quedado dormido al volante.

Páez estuvo detenido durante varios días, hasta que el juez Raúl Sahade le otorgó la excarcelación, pero obligándolo a denunciar un lugar de residencia en Río Grande, debido a que no vive en la provincia y es oriundo de Río Turbio, provincia de Santa Cruz.

Comentarios