La secretaria de Obras y Servicios, Gabriela Castillo, se refirió a lo resuelto por el Juez Horacio Boccardo asegurando que "ha existido una lectura maliciosa de los funcionarios provinciales, buscando generar preocupación en la comunidad” y garantizó a los vecinos de la ciudad que “el Municipio de Río Grande no contamina el mar”.


La secretaria de Obras y Servicios, Gabriela Castillo, se refirió a lo resuelto por el Juez Horacio Boccardo asegurando que «ha existido una lectura maliciosa de los funcionarios provinciales, buscando generar preocupación en la comunidad” y garantizó a los vecinos de la ciudad que “el Municipio de Río Grande no contamina el mar”.

En este sentido, trajo a colación que el informe de INDUSER sobre muestras recientemente tomadas sostiene que todos los parámetros de calidad de agua en masa de agua y sedimentos son normales.

«No está bien alarmar a la población con un tema tan sensible», insistió Castillo, en el descargo remitido ayer desde el municipio riograndense.

“Vemos que se ha hecho un análisis parcial y malintencionado de lo que el Juez resolvió. Entendemos que persigue una clara intencionalidad política de perjuicio como ya lo han intentado en diversas oportunidades, pero no se mide en esto que se genera una gran preocupación en los vecinos”, advirtió.

“El fallo en ningún lado habla de contaminación ambiental -aclaró- y los vecinos deben estar tranquilos que el municipio los resguarda, en este sentido. Existe todo un programa de trabajo que se está llevando a cabo para esto”.

La profesora Castillo analizó que “lo resuelto por el Juez no habla de contaminación, ni se pronuncia en la cuestión de fondo, ni establece una responsabilidad de la institución municipal, como algunos funcionarios del Gobierno se encargaron de mal informar y que deberán rectificar”.

“Lo que el Juez ha determinado es una serie de acciones que tienden al resguardo de la salud pública, como un cercado de los desagües próximos a viviendas en materia preventiva. Es claro que el fallo en ningún lado habla de contaminación ambiental, ni hace referencia a la atribución de responsabilidad”, insistió la funcionaria.

“Son declaraciones alarmistas de alguien que no leyó el fallo. Porque el Juez ordena poner un cartel, hacer un cercado en los desagües y obliga a la DPOSS que muestre el estado de avance de su obra de planta de tratamiento, que seguro no debe contar con un grado de avance considerable”, entendió.

Comentarios