El ministro Diego Romero pidió prudencia “porque estamos hablando de menores de edad” y aclaró que la agresión “sucedió fuera del establecimiento educativo”. No obstante no descartó iniciar un sumario interno para determinar cómo se manejó el caso puertas adentro ya que la madre del chico golpeado había planteado la situación en reiteradas oportunidades.


El titular del Ministerio de Educación, Diego Romero, anunció ayer que el caso del menor de edad que fue víctima de incesantes malos tratos físicos por otros alumnos del CEPT, “está siendo analizado muy de cerca” aunque aclaró que el hecho sucedió “fuera del establecimiento educativo”. No obstante no descartó que “iniciemos una investigación sumaria interna para determinar lo que sucedió”.

La actuación del Ministerio de Educación se debe a las quejas de la madre del menor y sobre todo se reaccionó ante la viralización de un video en donde el menor es golpeado por otro mientras se encuentra en el suelo. Primero el atacante, alumno también de la institución, lo golpea en el rostro en reiteradas oportunidades y luego le aplica puntapiés mientras el otro menor estaba tendido en el suelo.

En primer lugar Romero dijo que “tenemos que tener cuidado porque estamos hablando de menores” y aclaró que “el hecho sucedió fuera de la escuela el viernes pasado”. Además manifestó que “estamos teniendo reuniones con los equipos interdisciplinarios para contener a la familia” y anticipó que “continuaremos trabajando para que este tipo de hechos no se repitan”.

La madre del menor dijo ayer que “el año pasado lo tiraron por una escalera y ahora pasó esto y desde la directiva del colegio no dan respuesta”. Además sobre ese episodio dijo que “una portera escuchó los gritos desesperado de su hijo y fue a ver lo que pasaba, y se encontró con cinco chicos golpeando al niño”, sostuvo en FM Aire Libre.

Por su parte Romero sostuvo que “sabemos que hay una problemática de este tipo” y admitió que la provincia no está exenta a la problemática del bullying aunque aclaró que “acá no hay buenos ni malos; hay personas que han tenido conflictos que no los han podido resolver y hay que ayudarlos”.

Asimismo el funcionario sostuvo que “hay conflictos en distintos establecimientos pero no es que no se hace nada. Hay equipos interdisciplinarios trabajando todo el tiempo, gabinete y demás”.

Por último Romero no descartó que se inicie “una investigación sumaria interna sobre todo para saber que fue lo que ha sucedido”. Esto lo manifestó en relación a las manifestaciones de la madre del menor que asegura haber alertado sobre esta situación de hostigamiento psicológico y físico hacia su hijo.

Comentarios