Aerolíneas Argentinas lanzó su programación de vuelos invernales. Con el foco puesto en los destinos de nieve, la compañía dispuso un refuerzo especial para julio y agosto con 900.000 asientos disponibles para Mendoza, Neuquén, Bariloche, Chapelco, El Calafate y Ushuaia. Esto significa un incremento del 8% en la oferta respecto al mismo periodo de 2018.


La ruta entre Ushuaia y Buenos Aires contará durante los meses de julio y agosto con 29% más de vuelos que en 2018. Serán 41 frecuencias semanales. Es un total de 108.340 asientos, es decir 25% más que el año anterior.

En el caso de la conexión entre Ushuaia y Córdoba, habrá un vuelo diario, a diferencia de 2018 cuando fueron 4 frecuencias semanales, lo que significa un incremento del 71%. Del mismo modo, la conexión con Bahía Blanca tendrá un vuelo extra, pasando a ser 4 frecuencias semanales cuando en 2018 fueron 3. Mientras tanto, la conectividad con El Calafate mantendrá sus 3 servicios semanales, igualando la oferta del año anterior, aunque con un incremento en la oferta de asientos del 67% al operarse con aviones más grandes.

En total, Ushuaia contabilizara 136.000 asientos durante julio y agosto, tomando todos los destinos.

La ruta troncal entre El Calafate y Buenos Aires contará en julio con 22 frecuencias semanales (10% más que el año pasado), que serán 28 en agosto (28% más que 2018). Esto se suma a las 3 frecuencias semanales que unirán la localidad santacruceña con Ushuaia. En total serán 78.000 asientos disponibles en el bimestre.

En el caso de San Carlos de Bariloche, en la ruta con Buenos Aires, se agregó un vuelo extra respecto a 2018, siendo 63 las frecuencias semanales. Esto representa 190.740 asientos ofrecidos en el bimestre. Además, se mantiene la oferta de un vuelo diario entre Bariloche y Rosario con un total de 11.904 asientos, En el caso de Bariloche -Córdoba, para este año, habrá un vuelo diario, con un incremento del 8% en la cantidad de asientos al operarse con aviones de mayor capacidad. En total, Aerolíneas disponibilizará en el bimestre 217.000 asientos para Bariloche.

San Martín de los Andes es otro de los destinos fuertes de Aerolíneas Argentinas para su temporada de nieve. En la ruta que lo une con Buenos Aires serán 16 frecuencias semanales en julio y 19 en agosto. Esto representa un incremento del 10% en la cantidad de frecuencias durante agosto cuando el destino alcance su pico operativo. Del mismo modo la cantidad de asientos ofrecidos durante julio y agosto será de 53.720, lo que implica un incrementó del 11% respecto al mismo periodo de 2018. Neuquén tiene otros destinos típicamente invernales como Caviahue, a los que se acceden desde la capital provincial. La ciudad de Neuquén contará con 41 vuelos semanales a Buenos Aires y frecuencias diarias a Córdoba, Mendoza y Comodoro Rivadavia. Así la ciudad capital contabilizará 168.000 asientos en el bimestre.

La ciudad de Mendoza es otro de los destinos que amplía su programación durante los meses de invierno: En la ruta con Buenos Aires contará con 69 frecuencias semanales en julio y 72 durante agosto. En cantidad de asientos, serán 170.000, con un incremento del 32% respecto al año pasado. Y mantendrá la oferta de 2018 para sus vuelos hacia Córdoba (2 frecuencias diarias) además de los vuelos diarios hacia y desde Neuquén y Comodoro Rivadavia. Por otro lado, la provincia contará con un refuerzo especial para la ruta San Rafael – Buenos Aires, agregando dos vuelos semanales respecto a los 8 que operó en 2018. Son 16.000 asientos adicionales. Esto significa un 28% de incremento en el bimestre.

En el caso de Esquel, Aerolíneas Argentinas operará este año 8 frecuencias semanales en la temporada invernal, es decir un 30% más que el año anterior. Serán 13.000 asientos entre julio y agosto, lo que significa un alza del 30% respecto de 2018.

“Esta oferta que venimos a traer es la expresión del liderazgo que Aerolíneas Argentinas posee en el mercado de cabotaje y que se manifiesta a través de nuestros hubs en Córdoba y Ezeiza y las múltiples opciones federales que tenemos para ofrecer a nuestros pasajeros”, explicó Máximo Amadeo, Director Comercial de Aerolíneas Argentinas.

De esta manera, Aerolíneas Argentinas vuelve apostar por una amplia oferta para el turismo en el país. La empresa ofrecerá 900.000 asientos para los principales destinos de nieve durante este invierno. Esa cifra representa un incremento del 8% respecto al año anterior, potenciando la industria turística nacional.

Cabe destacar que, durante el último mes, Aerolíneas Argentinas alcanzó la mayor cifra de pasajeros transportados en sus vuelos de cabotaje para un mes de marzo. Los 867.043 voladores que viajaron por el país conforman un récord absoluto para este período, superando incluso la excelente performance registrada en el mismo mes del año pasado, cuando viajaron 840.635 pasajeros. Uno de los factores que explica el crecimiento es el fuerte dinamismo de los vuelos en el interior del país sin pasar por Buenos Aires. En el último año, los vuelos del Hub Córdoba crecieron un 44%. El Hub, acaba de celebrar su segundo aniversario y mueve 500.000 pasajeros por año que, pasando por Córdoba unen todo el país con tiempos mínimos de conexión.

Desde este mes, además, se encuentra operativo el nuevo Hub Ezeiza. A partir del traslado de los vuelos regionales al aeropuerto internacional, Aerolíneas Argentinas está trabajando para potenciar la interconexión del exterior e interior del país por esa vía con tiempos mínimos de espera.La compañía tendrá vuelos a Ezeiza desde Córdoba, Mendoza, Salta, Mar del Plata, Bariloche, El Calafate, Iguazú, Trelew, Rosario, Tucumán y Ushuaia, Y desde Santa Cruz de la Sierra, Asunción, Curitiba, Florianópolis, Porto Alegre, Porto Seguro, Rio de Janeiro, San Pablo, Santiago de Chile y Montevideo. Estos vuelos se suman a los que ya operaban desde el aeropuerto Ministro Pistarini: Bogotá, Cancún, Lima, Madrid, Miami, Nueva York, Punta Cana, Roma y San Salvador de Bahía.

Comentarios