Una retroexcavadora de la empresa Vilicic, que realiza obras en la ruta de San Sebastián en el lado chileno, parece haberse esfumado en el aire, ya que desde su desaparición no se la ha podido localizar, a pesar del operativo de rastreo que efectuó personal de la Policía de la Provincia y en base a datos de que podía estar del lado argentino, en el extremo norte de la Isla.


El equipo desaparecido pudo ser rastreado a partir del control por GPS que posee como norma de seguridad, dando su actual posición entre los hitos 13 y 14, en una zona cercana a la frontera, pero del lado argentino en tierras de la estancia Cullen.

Este es un sector “caliente” de los límites entre ambos países, en cuanto al paso de contrabando y droga, desde y hacia Chile. La semana pasada se comisionó un equipo de Servicios Especiales de la Policía Provincial, el cual realizó un rastrillaje, pero no pudo dar con el paradero de la maquinaria, a pesar de la localización georeferencial.

El destino y la ubicación de semejante maquinaria es una verdadera incógnita, que asimismo demuestra la endeblez de las fronteras en la zona norte de la provincia.

Comentarios