Dos funcionarios actuales del Municipio de Río Grande, fueron denunciados por acoso laboral, se trata de Fernando Greve y Walter Garay, una empleada Municipal los acuso de acoso laboral y el abogado de la mujer Javier Da Fonseca realizo una presentación ante el Juzgado Laboral Dos del Distrito Norte.


Tras una presentación realizada por la empleada de la Municipalidad de Río Grande, el juez Fernando Cayzac, titular del Juzgado del Trabajo, resolvió hacer lugar a una medida cautelar, de prohibición de acercamiento que fue solicitada por la víctima.

En la resolución se le hace saber al intendente Gustavo Melella, que deberá arbitrar los medios tendientes a hacer efectiva la prohibición de acercamiento y cualquier tipo de contacto (telefónico, whatsapp, correo electrónico, etc.) y acercamiento físico al lugar donde efectivamente presta servicios la víctima; por parte de los dos funcionarios municipales identificados como Fernando Greve y Walter Garay.

El Juez dispuso que la medida tenga vigencia por el plazo de 60 días corridos y ordena a la Municipalidad que a los fines de efectivizar la misma, deberá garantizar la no afectación de remuneraciones, categoría, modalidad de prestación de servicio, beneficios sociales y/o previsionales que percibe la denunciante.

El Intendente deberá notificar al Juzgado, dentro de las 48 horas de notificada la resolución, las acciones llevadas a cabo para dar cumplimiento a la manda judicial, bajo apercibimiento de hacerla responsable de los daños y perjuicios que su demora pudiera causar.

Hablo el abogado de la denunciante: Da Fonseca, abogado defensor de la denunciante, hizo declaraciones en Radio Universidad 93.5, respecto de la causa que se esta tramitando ante el Juzgado Laboral y que involucra a dos profesional del Municipio de la ciudad de Río Grande.

En principio, el letrado explicó: “Se interpuso una acción sumarísima, en el marco de la Ley de Protección Integral de la Mujer” y aclaró “No voy a hablar de las personas involucradas, no quiero hacer un escarnio mediático, lo que quiero decir es que he cambiado mucho mi punto de vista y mi manera de pensar”, a lo que agregó, “soy padre de tres hijas y a veces el varón esta acostumbrado a algún tipo de prácticas que por décadas se toleró y que hoy no se toleran”.

Asimismo, Da Fonseca brindó su punto de vista en relación al hecho concreto, “No digo que toda iniciativa de tomar contacto con otras personas, sea acoso”, pero “en el ámbito laboral siempre hay una relación desigual, entre un empleado y un superior, y no se trata de arruinarle la vida a nadie, solo de poner las cosas en su lugar”.

“No estoy denunciando en términos del derecho penal, no es abuso, es acoso, y el acoso es una acción reprochable, pero no es un delito penal” aclaró Da Fonseca, sobre la denuncia.

Además, el abogado dijo que hay un solo fin en esa denuncia ante la Justicia Laboral, “No queremos ningún tipo de gratificación laboral, que no dependa pura y exclusivamente de su desempeño laboral de mi defendida”, dijo para concluir.

Comentarios