Ocurrió el sábado por la noche cuando regresaba de Santa Cruz. “Fue un raspón nada más lo que tuve, lamentablemente fue a causa de los guanacos que están en toda la provincia y la Patagonia”, dijo.


Respecto al incidente, Claudio Queno sostuvo que “se me cruzaron cinco o seis guanacos, me dejaron sin margen y tuve que ir a la banquina”.

“Yo venía solo, había ido a Santa Cruz a la asunción del Obispo, ocurrió a las ocho de la noche pasando dos kilómetros de la Frontera de San Sebastián en la parte de asfalto nuevo de Chile”, detalló.

En este orden señaló que “a los animales los esquivé, pude maniobrar y volqué con el auto porque prácticamente no hay banquina en esas rutas y caí en el pozo”.

“El auto tiene bastante seguridad, me raspó un poco la mano y me quedó el dolor del apriete del cinturón de seguridad”, afirmó.

“Volqué y quedé con las cuatro ruedas para arriba, no pude salir del auto inmediatamente porque quedé desorientado, pero justo paró un camión, me abrieron la puerta y salí”, añadió.

Finalmente expresó que “no tuve atención médica porque solo tuve un rasguño en la mano, vinieron Carabineros, constataron que estaba bien, dejamos el auto ahí y lo fuimos a buscar ayer”.

Comentarios