Denunciaron al secretario de Seguridad Javier Eposto por “peculado” y “cohecho”. Lo hizo el abogado Francisco Ibarra, quien representa al intendente de Río Grande Gustavo Melella, presentando documentación en Fiscalía para iniciar una investigación contra el accionar del funcionario de la gestión Bertone.


Ibarra confirmó que se realizó la presentación ante la fiscalía por los delitos de “peculado” y “cohecho”, luego de haber entregado una vivienda del IPV a la hija de Hugo Moya para que éste testifique en contra del jefe comunal.

El abogado informó que se han presentado pruebas documentales en el juzgado en las cuales Moya admite haber recibido una vivienda para su hija entre otras cosas, hecho confirmado por un acta policial en la que la mujer hace posesión del inmueble. Además, el propio Eposto admitió públicamente este hecho. Otro documento aportado es un informe del IPV en el que se consigna que la vivienda en cuestión había sido cedida en comodato gratuito al jefe de Gabinete de Bertone, Leonardo Gorbacz.

“En esta causa no existe un solo elemento, ni uno solo, que permita entender que estamos bajo una figura de abuso sexual. Todo lo contrario, esto es realmente un verdadero circo mediático, como lo dije desde un principio”, aseguró el abogado.

Asimismo, Ibarra consideró que “lo que se pretende es afectar la imagen de una persona, en este caso un político” y recordó que “ya se ha logrado acreditar que todos estos audios que aparecieron en forma mediática no constan en los teléfonos de los supuestos ofendidos”.

“Hemos presentado además una denuncia por falso testimonio contra Moya por haber recibido bienes a cambio de testificar en contra de Melella”, agregó.

Comentarios