Según datos estadísticos del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de la Policía de Investigaciones (PDI), el año pasado se registró una disminución en el ingreso de argentinos por los principales pasos fronterizos de la región.


El bajo flujo de turistas argentinos se hizo notar durante todo el año en la ciudad chilena, donde recuerdan las temporadas estivales o días feriados en que los ciudadanos argentinos copaban las tiendas y pasillos de los principales centros comerciales de Punta Arenas, haciendo fluir dinámicamente la economía de esa ciudad. “Era notorio ver la gran cantidad de vehículos con patente trasandina que circulaban por avenidas y calles de la capital regional, ausencia que ya transcurrido el primer mes de 2019 no ha pasado inadvertida por la población local” destaca hoy un informe del diario chileno La Prensa Austral.

Según datos estadísticos del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de la Policía de Investigaciones (PDI), el año pasado se registró una disminución en el ingreso de personas por los principales pasos fronterizos de la región, como también un descenso en quienes accedieron por el complejo Integración Austral, ubicado a más de 250 kilómetros al noreste de Punta Arenas.

En lo preciso, durante el año 2017 entraron a la Región de Magallanes 1.065.322 personas, de las cuales 372.044 fueron por el principal paso fronterizo ubicado en el sector de Monte Aymond. No obstante, el año pasado arribaron 896.824 personas, accediendo por el mismo complejo limítrofe un total de 291.617.

Esto se traduce en una disminución de un 15,8 por ciento en la cantidad total de ingresos, y un descenso de un 21,6 por ciento en los ingresos por Integración Austral, teniendo en cuenta que en los otros pasos fronterizos de las cuatro provincias no se registraron variaciones sustanciales.

El subprefecto Danilo Armijo Salamanca, jefe del Departamento de Extranjería de Punta Arenas ratificó esta situación, y pese a que se desconocen los factores que incidieron en que esta tendencia fuera a la baja, la jefatura policial sostuvo que “en comparación con el año 2017 ha habido una baja en lo que es el control terrestre, particularmente en Monte Aymond. El de San Sebastián (Tierra del Fuego) se ha mantenido, pero en lo que sí hemos tenido un incremento es en el control marítimo”.

Comentarios