La medida, de carácter preventivo, fue adoptada a fines de la semana pasada por el Ministerio de Industria de la Provincia.


Ante el conflicto existente en la textil Badisur, que amenazó con el cierre de una de sus plantas y, según el Sindicato Obrero de la Industria del Vestido, está presionando sus trabajadores para que acepten al retiro voluntario propuesto por la empresa, el ministerio de Industria dispuso, el pasado jueves 24, suspender preventivamente las exportaciones de la firma.

Durante la semana anterior funcionarios del Ministerio de Industria mantuvieron reuniones con referentes del SOIVA, a efectos de conocer su situación, atender sus requerimientos y ponerlos en conocimiento de las medidas preventivas tomadas por el Ministerio de Industria de la Provincia.

Desde el sindicato, afirmaron que el personal está siendo presionado a acceder al retiro voluntario propuesto por la empresa. Esta situación afecta al área de confecciones, y no afectaría a la parte de tejeduría, aproximadamente la mitad de los 58 empleados de Badisur al día de la fecha.

La empresa Badisur, cuenta con dos unidades de negocios, la primera, dedicada a la tejeduría, y la segunda, a la confección de artículos de blanquería. El impacto más fuerte lo ha sufrido la unidad de blanquería, debido a la apertura en la importación del área textil, que se ha concentrado en el producto sábanas, y que devino en una caída de las ventas.

Al respecto el ministro Caballero expresó que “esto es el fiel reflejo del fracaso de la política económica del gobierno nacional. Desde la provincia la Gobernadora ha hecho enormes esfuerzos para defender nuestra industria producto por producto y mantener los puestos de trabajo”.

Por otra parte, desde SOIVA se solicitó una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, que fue fijada para mañana a las 11:00, donde la empresa deberá comparecer para explicar la situación en que se encuentra, y exponer los pasos a seguir y los ofrecimientos concretos, ya que éstos aún no han sido oficialmente definidos.

Consultado sobre la situación particular de esta empresa, el titular de la cartera de Industria afirmó que “sabemos que la situación es muy complicada debido a la baja en ventas y al contexto económico en general del país, que somete a la industria nacional. Pero desde el ejecutivo provincial apelamos también a que el sector empresario se haga responsable de la situación, evitando que el peso de la crisis caiga sobre la espalda de los trabajadores, que han sido la fuerza de trabajo que ha permitido sostener nuestra industria durante todos estos años”.

Comentarios