Personal de Fiscalización del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y de las Policía de la Provincia procedieron ayer al decomiso de una importante cantidad de mejillones que había sido extraída de manera ilegal en la zona de Puerto Almanza.


La escueta información difundida por el Ministerio, a través de su cuenta de Facebook, precisa que “una vez secuestrada la carga, se labró el acta correspondiente y los mejillones fueron devueltos al agua”, aunque no informaron que la carga fue interceptada en el control que realiza Policía Provincial en la Ruta J, como así tampoco la identidad del infractor.

Además se recordó a la población que “está prohibida la extracción y recolección de moluscos, ya que podrían contener marea roja”, y que por ello ese tipo de productos de mar no deben ser comprados ni consumidos si no cuentan con “el certificado del laboratorio ambiental”.

Comentarios