Se trata del comodoro Hugo Maiorano, quien tuvo una decidida participación en la guerra de 1982, durante la cual permitió mantener operable la pista de aterrizaje de las islas.


Hugo Alberto Maiorano, el comodoro rosarino que lideró la defensa antiaérea durante la Guerra de Malvinas y estuvo al frente de 62 hombres en las islas mientras se desarrolló el conflicto bélico, falleció en Rosario a los 76 años, informaron ayer sus familiares.

Maiorano, que falleció el martes tras sufrir una pancreatitis, tuvo una decidida participación en la Guerra de Malvinas de 1982, durante la cual permitió mantener operable la pista de aterrizaje de las islas.

El comodoro Maiorano egresó de la Escuela de Aviación Militar en 1964 y se especializó en defensa antiaérea.

En su amplia foja de servicios, Maiorano pasó por la Jefatura de la Base Aérea Naval de Mar del Plata, la agregaduría militar en Washington (EE.UU) y la subdirección del Liceo Aeronáutico Militar de Funes.

En una entrevista que le concedió al diario rosarino La Capital, hace tres años, el veterano oficial dijo que en 1982 le tuvo que suplicar a sus superiores para ir a combatir a las islas, puesto que la orden de sus jefes fue que se quedara en el Continente.

Maiorano logró convencer a sus superiores y el 5 de Abril de 1982 se fue a las Islas al mando de 62 hombres, de donde regresó tres meses más tarde junto a otros prisioneros en un buque inglés que amarró en la ciudad chubutense de Puerto Madryn.

El Comodoro Maiorano tenía 40 años cuando se convirtió en uno de los hombres clave que permitió que la pista de aterrizaje de las islas permaneciera operable a lo largo de todo el conflicto bélico, a pesar del incesante bombardeo inglés.

“Eramos un grupo de gente que trataba de sobrevivir. No estaba el hombre riguroso que daba las órdenes a los soldados. Tratábamos de alentarnos unos a otros y taparnos el miedo. Porque el miedo existe”, le recordó al diario La Capital.

“El que diga que no lo tuvo está mintiendo”, dijo Maiorano, para quien la guerra fue “un recuerdo doloroso”.

Los restos del comodoro Maiorano fueron velados en la cochería Caramuto de Rosario y sepultados en la necrópolis de la localidad santafesina de San Lorenzo, en medio de una gran congoja de sus camaradas de la Fuerza Aérea, familiares y amigos.

Comentarios