Aunque solo resta terminar las obras de señalización y la demarcación de ambas pistas de la ruta, ya es posible transitar por el camino internacional hasta el paso San Sebastián. La inversión superó los 260 millones de dólares.


«Desde ahora tenemos un antes y un después… Este es un hito muy importante para nosotros, que marca el futuro de isla Tierra del Fuego, al tener la ruta internacional totalmente pavimentada hasta llegar al paso fronterizo San Sebastián», sostuvo la gobernadora de la provincia fueguina, Margarita Norambuena, en declaraciones publicadas por el portal Economía y Negocios del vecino país.

«Atrás quedaron los tiempos en que durante el crudo invierno austral decenas de camiones que transitaban por el lado chileno, desde y hacia las ciudades argentinas de Río Grande o Ushuaia, quedaban empantanados en la ruta por la nieve, el barro y los deshielos», señala el artículo.

Para mantener habilitado el camino, la Dirección de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas debía mantener un intenso programa de conservación para asegurar el tránsito. Los vehículos trasandinos, necesariamente, deben cruzar hacia el lado chileno de la isla Tierra del Fuego para luego avanzar hacia el norte de su país. La ruta incluye cruzar al continente en la primera angostura del Estrecho de Magallanes, a bordo de un barcaza, lo que demora 20 minutos.

El subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, explica que el proyecto en su última etapa consideró pavimentar 45 kilómetros, con el fin de mejorar la conectividad e integración entre ambas naciones.

«Esta pavimentación se inserta en el Plan de Conectividad Austral, el cual ha sido fuertemente potenciado por el gobierno del Presidente Sebastián Piñera para concluir la longitudinal Ruta del Fuego hacia el año 2023», sostiene Palacios.

En tanto, Margarita Norambuena le asigna trascendencia al hecho de que en la primera administración del mandatario se impulsó avanzar en la pavimentación de la Ruta Internacional 257 desde la localidad de Cerro Sombrero, al norte de la isla, hasta el paso fronterizo San Sebastián. Ello se abordó en cuatro tramos o contratos de pavimentación para un total de 90 kilómetros de ruta.

El último tramo correspondió al sector Onaissin hacia el paso San Sebastián, con un total de 45 kilómetros, y que comenzó a ejecutarse en abril de 2015.

Hace una semana se entregó la ruta al uso público y ahora solo resta que concluyan las obras complementarias, como la instalación de señalética y la demarcación en ambas calzadas. Paralelamente, se realiza la inspección de las obras para la recepción final, lo que ocurrirá en los primeros meses de 2019.

En forma paralela, el MOP mantiene faenas de pavimentación desde Porvenir a Onaissin y también hacia Manantiales, al norte de la isla, para empalmar con la Ruta 257. Norambuena destacó que en una década la isla tendrá desarrollada toda su conectividad terrestre para acceder al sur con la ruta que construye el Cuerpo Militar del Trabajo entre lago Fagnano y bahía Yendegaia.

«Los tiempos de viaje para recorrer la isla y cruzar a Puerto Williams desde Yendegaia se acortarán y eso generará un importante desarrollo económico en la provincia», precisa.

Comentarios