Aprovechando un vuelo logístico, Papa Noel viajó al continente congelado para llevar regalos a los niños que viven en la Base Esperanza del Ejército Argentino.


Papá Noel entregó regalos navideños a los niños que viven en la Base Permanente Esperanza de la Antártida, la única de Argentina donde residen grupos familiares y donde funciona la Escuela 38 «Presidente Raúl Ricardo Alfonsín», según informó un comunicado del ministerio de Defensa de la Nación.

Cargado con bolsas de regalos, Papá Noel arribó el viernes a la pista de aterrizaje del glaciar Buenos Aires aprovechando un vuelo logístico programado desde la Base Marambio hacia Esperanza, en el inicio de la Campaña Antártica de Verano 2018-2019, mientras se realiza el recambio de personal y reabastecimiento.

«La llegada de Papá Noel fue un signo de plena alegría en esta época del año, luego de un crudo invierno en esa región inhóspita antártica, caracterizada por fuertes vientos y bajas temperaturas», indicó el texto oficial.

La Escuela 38, a la que asisten niños y adolescentes de entre 2 y 18 años, hijos de integrantes de la dotación de la base, se inauguró hace 40 años y fue la primera que funcionó en la Antártida.

En Esperanza hay 55 personas, en su mayoría personal del Ejército Argentino y viven 13 chicos, que son los hijos de los efectivos militares que realizan actividades durante un año en esa base.

Además, funciona la FM 97.6 Radio Nacional LRA 36 Arcángel San Gabriel, la emisora más austral del mundo.

Comentarios