Luego de la primera inspección de la justicia a un asentamiento precario en la zona de Radman, hoy la comitiva judicial y policial hará lo mismo en una zona cercana al Camping donde desapareció Sofía, ubicado entre la Ruta 3 y el Mar Argentino. Se encuentran tras los rastros de lugares que habitó un peón nómade que ya no viviría en la provincia, pero quien ya es buscado por la Policía para que preste declaración ante el juez. Se habilitó la feria para que continúe la investigación durante el verano.


Se inició esta mañana la segunda recorrida de la comitiva Judicial y Policial que visita diversos puntos la zona rural por el caso Sofía tratando de encontrar los rastros de un peón nómade. “Buscamos rastros de cualquier tipo siguiendo, de las hipótesis que tenemos, la menos feliz” había dicho el Juez Daniel Cesari Hernández, durante la primera jornada que se desarrolló el lunes.

El magistrado señaló esta mañana a la prensa que “estamos dirigiéndonos al segundo punto que vamos a revisar, sería el sector comprendido entre la Ruta 3 y el Mar Argentino, en una parte interna de los campos frente al Camping John Goodall”.

“Vamos a realizar tareas similares a las que hicimos en el punto anterior el día martes”, añadió.

Cabe destacar que a partir de las declaraciones de un integrante de la Policía, ex miembro de la Brigada Rural, se pudo determinar que en distintos lugares de la provincia se encontraban dispuestas diversas “taperas” donde habría habitado en distintos momentos un peón nómade que podría haber sido visto con una menor de edad.

“La información que tenemos es que también se trataría de un asentamiento, quizás un poco menos precario que el que encontramos el martes, que realmente sorprendía que una persona pudiera vivir en lo que literalmente era un pozo con una tapa, parecía más un lugar de desechos que un lugar de vivienda, pero se pudo constatar que efectivamente ahí vivía una persona y a través de los envases y envoltorios de comida que encontramos pudimos ver las fechas de la data, con lo cual pudimos ver que fue un lugar de habitación prolongado en el tiempo con independencia de la precariedad que tenía”, sostuvo el juez.

Cesari indicó que “la condición de nómade de una persona lo lleva y lo trae a distintos lugares en distintas épocas, ciertamente la basura era bastante vieja, anterior al 2010, nosotros lo que teníamos que constatar lo pudimos hacer. Esto era que ahí efectivamente existiera un asentamiento y que fuera un asentamiento de residencia, eso se pudo constatar”.

Y añadió que “hoy haremos lo propio en el segundo punto y en el marco de ambas inspecciones hacemos la colección de distintos elementos que entendemos pueden servir de peritación”.

“Lo importante es que no vamos buscando ninguna pista certera ni nada específico, ni tampoco se halló ningún elemento vinculado a la menor; es necesario que quede bien claro para no generar expectativas ni fantasías. Lo que si puedo adelantar es que mañana vamos a hacer una conferencia para poder explicar. Durante la mañana me voy a reunir con la mamá de Sofía y con su abogado, con quienes tendré previamente una charla explicativa y en la conferencia vamos a anunciar las próximas medidas”, precisó el magistrado.

En este orden adelantó que “he tomado la decisión de habilitar la feria judicial para poder seguir trabajando durante el mes de diciembre y todo enero, que yo voy a estar acá y a cargo del fuero”.

“Si logramos dar con el hombre sería un aporte muy significativo, con independencia de los rumores históricos de que la persona tuviese algún tipo de alteración cognitiva o problema de salud, eso no sería impedimento para poder recibirle una testimonial y evaluar los pasos a seguir a partir de ello”, sostuvo.

Asimismo, mencionó que “Esto ya está oficialmente requerido, estamos teniendo las comunicaciones necesarias y la Policía está desde hace algunos días trabajando en lo que primeramente sería un paradero y luego se transformaría en un traslado a declarar al juzgado. No hay pedido de captura por el momento hasta que la situación amerite. Si la persona es encontrada, la instrucción es trasladarla inmediatamente al juzgado con lo cual no sería necesaria la captura”.

Por último, Cesari Hernández contó lo siguiente: “Es importante decir que las últimas testimoniales que estamos recibiendo tomamos una metodología diferente a la habitual, la cual consiste en que posteriormente intervengan los peritos psicólogos y psiquiátricos; sobre todo cuando hablamos de testimonios brindados a diez años del hecho y en muchos casos – como sucedió con los dos menores que declararon -, personas que por su edad y su experiencia de vida es un tema que naturalmente los puede movilizar psicológicamente”.

Comentarios