El Gobierno provincial comenzó con la colocación de un vallado en la baranda del puente Amarillo ubicado sobre la avenida Héroes de Malvinas, para evitar que personas se arrojen al cauce del arroyo Grande y terminen con su vida en la ciudad de Ushuaia.


El Ministerio de Obras Publica comenzó la semana pasada con la colocación de un vallado en la baranda sur del puente Amarillo.

Durante todo el mes de septiembre y octubre, el patrullero y sus efectivos continuaron custodiando el lugar. Inclusive, integrantes de Fueguinos Antoconvocados informaron que desde que fue instaurada la medida se previnieron 6 intentos de suicidios.

“Lo importante es prevenir y que la gente no concrete su objetivo, ya que luego viene una oportunidad para reflexionar que puede ayudar a ver la vida con otra perspectiva; señaló una autoridad de Salud involucrada con la medida que pidió reserva de identidad.

Por tal razón, desde varios sectores vieron con buenos ojos que el Gobierno se haya involucrado y – más allá de tratarse de una traza nacional- haya comenzado esta semana con el vallado de la baranda sur. Se están colocando parantes de metal con una altura superior de los dos metros, que luego llevarán adosados un alambrado para evitar el salto al vacío. Asimismo esto evitará una acción rápida, debido a que la persona tendrá que trepar para poder concretar su cometido. Sumado a ello, hay que destacar la presencia de patrulleros en la zona con efectivos policiales.

Por esta razón, sin exagerar y teniendo en cuenta los años que el puente Amarillo ha sido escenario de múltiples suicidios, se toma una decisión concreta. Habrá que esperar con el paso de los meses si la misma es efectiva; aunque previamente habrá que revisar si las acciones en materia de salud mental son eficientes, ya que deberían ser acciones previas que eviten que las personas lleguen a ese estadio emocional como es intentar terminar con su vida.

Comentarios