"Al estar acá pienso en los 102 que pudimos identificar, pero todavía nos faltan 20 a quienes sus familias puedan ponerles un nombre sobre sus tumbas y sé que vamos a llegar", afirmó el músico.


El músico y activista británico Roger Waters aseguró ayer que “este equipo va a identificar a los veinte combatientes que faltan”, al ser reconocido cómo “Huésped de Honor” de la ciudad de Buenos Aires por su compromiso con la causa por la identificación de los soldados argentinos caídos en la Guerra de Malvinas.

Waters agradeció el reconocimiento y señaló que su contribución a la tarea fue “muy humilde frente al trabajo de quienes llevaron adelante esta causa”.

También fueron distinguidos por su compromiso con esta tarea humanitaria el ex combatiente Julio Aro, el coronel británico Geoffrey Cardozo, la periodista Gabriela Cociffi, la comisión de Familiares de Caídos en Malvinas y el Atlántico Sur y el comité internacional de Cruz Roja.

Waters sostuvo que “todo esto es muy emocionante” y lamentó “que el coronel Cardozo no haya podido venir porque esta es una gesta que ambos países hicieron posible en conjunto”. “Para mí está es una lección de humildad porque mi rol en todo esto fue pequeñísimo, Gaby (Cociffi) me mandó un mail contándome lo que pasaba y me esforcé por golpear puertas en ambos gobiernos en representación de las familias de los caídos”, reseñó.

Y agregó: “Todo el equipo nos la arreglamos para tirar por la borda la resistencia que había del otro lado del Atlántico y que este equipo internacional pudiera identificar a los muchachos”. “Escribí un par de cartas a la presidenta de la comisión gobierno de Malvinas y le dije que tomara en cuenta las dificultades de los corazones de los seres humanos, le conté que mi abuelo y mi padre murieron en distintas guerras y cómo fui testigo del dolor para mi abuela y mi madre, mujeres que nunca encontraron un lugar para ir a llorar a sus esposos”, contó Waters.

En Chile “me malinterpretaron cuando alguien entendió que dije que las Malvinas eran argentinas, yo lo que dije fue que las Malvinas son parte de este planeta y que no se justifica que se derrame una sola gota más de sangre por disputas territoriales”, completó.

“Hoy toca agradecer en nombre el Estado a la vida que nos puso en este momento histórico para traer un poco de paz, para sanar heridas y saldar deudas”, dijo el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.
Par ello, respasó, “hizo falta que pasaran 36 años, hizo falta que los familiares trabajaran tanto, y que un músico con el compromiso de Roger waters lograra reunir la voluntad de dos mandatarios”.

“Así como se hizo el viaje humanitario del 26 de marzo pasado al cementerio de Darwin, está firme el compromiso del Estado para continuar con estos viajes y con el proceso de identificación”, aseveró Avruj.
El vicejefe de Gobierno porteño y presidente de la Legislatura, Diego Santilli, destacó “el honor y el orgullo de recibir a un hombre que marca con su música a muchas generaciones de argentinos y que nos deja también este legado de compromiso a través de su trabajo para la identificación de los soldados caídos en Malvinas”.

“Fue Roger Waters quien pudo integrar a los dos gobiernos para hacer esta tarea posible y por eso siempre estaremos agradecidos a su compromiso con los Derechos Humanos”, completó.

Del homenaje participaron además Estela de Carlotto y Buscarita Roa, de Abuelas de Plaza de Mayo; legisladores de distintos partidos, representantes de distintas religiones y de las Fuerzas Armadas y el embajador británico en Argentina, Mark Kent, quien recibió la distinción destinada al coronel Geoffrey Cardozo.

Comentarios