La suba rige desde ayer. El incremento más importante se registró en el precio del Ultra Diesel que aumentó un 3,25%. El de menor impacto, de un 0,76%, alcanzó a la Nafta Infinia. En lo que va del año los combustibles se encarecieron un 65% promedio.


La petrolera YPF aplicó ayer una nueva suba en el precio de sus combustibles líquidos del 2% promedio. Con lo que en lo que va del año, el encarecimiento de naftas y gas-oil alcanza el 65%.

En esta oportunidad fueron los gas-oil sobre los que se aplicó la suba más importante. El Ultra Diesel, con un 3,25%, es el que más se encareció. El precio de ese tipo de combustible alcanzó así los $30,51 pesos.

El Infinia Diesel sufrió un impacto del 2,50%, por lo que el litro cuesta $36,43 pesos.

Para las naftas, los aumentos fueron del 1,76% para la Súper y del 0,76% para la Infinia.

El precio del litro de la de 95 octanos (Súper) es de $30,62 pesos, y el de la de 98 octanos (Infinia) de $37,07 pesos.

De enero a ayer, domingo 4 de noviembre, el precio del Diesel Infinia se encareció un 70,5% y un 64,76% el de la Nafta Infinia.

El Ultra Diesel acumula un incremento del 63,75% y la Nafta Súper uno del 60,96%.

Las principales competidoras de YPF habían dispuesto aumentar sus combustibles la semana pasada. Axion aplicó una suba promedio del 4,6% para las naftas y del 7% para el gas oil, en tanto que Shell tuvo un aumento promedio del 4,8%.

En octubre del año pasado, cuando el Gobierno nacional anunció la liberación de los precios de los combustibles se indicó que estos fluctuarían en función de la cotización internacional del crudo y de dólar en el mercado local. A pesar de que durante octubre se registró una caída tanto del precio internacional del crudo como del dólar, los combustibles siguen aumentando. Desde la petroleras se argumenta que en lo que va del año no se trasladó al precio de venta la totalidad de la suba acumulada de esos dos componentes.

Comentarios