Cuatro extranjeros con antecedentes penales serán expulsados de Tierra del Fuego. La deportación se concretaría en los próximos días, de acuerdo a lo indicado por Lisandro Ruiz Cardona, titular de Migraciones. Aunque en uno de los casos, la Justicia freno la deportación express de un ciudadano dominicano con condena penal.


La nueva política en materia de migración tendrá su consecuencia en breve plazo en Tierra del Fuego, con la expulsión de varios extranjeros que delinquieron.

En diálogo con Radio Fueguina, el director de Migraciones en Río Grande Lisandro Ruiz Cardona informó que se encuentra en marcha el trámite de deportación de los cuatro individuos, acusados de diversos delitos.

A tres de ellos se les revocará la radicación en Argentina, trámite que habían completado dentro del marco legal. El restante tiene su situación más comprometida, por cuanto se encuentra en el país en calidad de ciudadano extranjero en tránsito. Conforme a un decreto presidencial de reciente dictado, puede ser expulsado de inmediato, con prohibición de reingresar al país.

La justicia frena una deportación

Mediante el DNU 70/2017, la Dirección de Migraciones iba a proceder a la deportación express de Jonathan José Parra, un dominicano considerado “peligroso”; pero el Tribunal de Juicio en lo Criminal de Río Grande comunicó que tiene una causa pendiente y por lo tanto, la medida no se puede materializar.

A principio de julio de este año, Parra fue llevado a juicio oral por una causa que estaba caratulada como homicidio en grado de tentativa, ya que con el uso de un arma de fuego gatillo durante tres veces sobre la humanidad de un vecino, identificado como Walter Liendro, sin que saliera un solo disparo.

Los jueces del Tribunal Oral entendieron que la calificación de tentativa de homicidio no era la adecuada en la causa, utilizando como criterio que el arma no estaba en condiciones de ser disparada y por ello resolvieron aplicar una condena por el delito de amenazas agravadas por el uso de arma.

Parra fue condenado a 2 años y medio de prisión, accediendo a la libertad por el tiempo transcurrido de encierro, hecho por el cual las autoridades de Migraciones resolvieron atender el caso y proceder a realizar un sumario para la deportación de una persona peligrosa y que tiene antecedentes penales, en orden a las nuevas directivas emanadas desde ese organismo y desde el Ministerio de Seguridad de la Nación.

Sin embargo, la medida para expulsar del país a Parra no se puede llevar adelante por el momento, porque desde Tribunales surgió el antecedente de una causa pendiente que tiene y por el cual debe ser enjuiciado y que está relacionado con otro hecho de violencia.

Jonathan Parra está imputado por la salvaje agresión a tres jóvenes, ocurrido fuera de un bar de calle Libertad. En esa oportunidad, junto a su hermano menor Ronnie, le provocó importantes lesiones con arma blanca a sus víctimas, las que terminaron hospitalizadas en el Hospital Regional Río Grande.

Deportación express

Cabe indicar que a partir del Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2017; el presidente Mauricio Macri estableció una serie de atajos mucho más cortos para la expulsión de extranjeros, que cometen delitos en el país.

La medida no solo prevé deportaciones para inmigrantes con pedidos de captura internacionales y acusados de delitos graves como narcotráfico o trata de personas: apunta a cualquier inmigrante con tan solo un procesamiento firme o su equivalente en las Justicias provinciales, es decir, sin siquiera una condena firme.

No solo incluye la comisión de delitos graves, sino de antecedentes de cualquier delito que merezca, según el artículo 29 del DNU, “penas privativas de la libertad”. De cara a la norma, cualquier fiscal o juez debe notificar esto en un lapso de cinco días a la Dirección Nacional de Migraciones. El extranjero tiene escasos días para presentar pruebas para su defensa, apenas tres.

Comentarios