El intendente de Río Grande, Gustavo Melella, ratificó que las denuncias en su contra son parte de una “estrategia” política que busca “dañar mi persona y mi imagen”. Opinó que “se han roto todos los límites” y agradeció el apoyo de los vecinos tras la difusión de las denuncias. “Comprenden que se extralimitaron con mi vida, y que hay algo más que una denuncia”, señaló.


El intendente Gustavo Melella ratificó hoy, en una rueda de prensa improvisada tras su presentación en Tribunales, que las denuncias en su contra por presunto abuso sexual son parte de una “estrategia” política que busca “dañar mi persona y mi imagen”.

“La verdad es que se ha ido muchísimo más allá de lo que uno espera y ha sido una campaña con tanta violencia desde lo mediático, con tantas cuestiones que sobrepasan lo judicial y la vida personal que me parece, insisto, que se ha ido muy lejos”, dijo.

Para Melella “esto tiene un componente más grande, que es político y va por ese lado”, entendiendo que “se han roto todos los límites”.

“Si esto pasa a un año o meses de las elecciones, de ahora en adelante puede pasar cualquier cosa”, advirtió.

Admitió que no vio ningún programa periodístico a nivel nacional “por la bronca y el dolor que tenía”, entendiendo que “la denuncia es importante”, aunque “la carga mediática que se le ha dado me demuestra que detrás de esto hay una estrategia y mucho recurso puesto, de todo tipo”.

“Creo que a algunos, en el fondo, no les interesa defender a los que me acusan sino dañar mi persona y mi imagen”, afirmó.

Y desafió: “Si me van a ganar las elecciones, que sea en las urnas y no en la Justicia; que me las ganen en las urnas y no en los medios; que me ganen discutiendo ideas y proyectos, y no metiéndose en mi vida privada. Hay un límite, mi vida privada es mía”.

“Alguien poderoso hay, esa es la realidad; porque el poder que se vio en los medios nacionales contra mi persona es inaudito, y hay una presión muy fuerte desde lo mediático, lo político y lo económico”, agregó.

Por último, Melella agradeció “el acompañamiento de los vecinos, que fue fundamental, de vecinos que no conozco y me brindaron su apoyo, de dirigentes gremiales y sociales, de algunos dirigentes políticos”.

“Todos comprenden que si hay algo que se investigue, pero sí que se nota que se actuó mal, y que se extralimitaron con mi vida, y eso es lo que los vecinos contemplan, que hay algo más que una denuncia”, cerró.

Comentarios