Las autoridades de la región de Magallanes informaron sobre un gran derrame de hidrocarburos proveniente de la planta YPF en Tierra del Fuego, específicamente en el sector de Cullen, casi colindante con Argentina.


La información se dio a conocer luego de una reunión del Comité de Emergencia en la que se tomaron las primeras medidas para controlar la contaminación que habría alcanzado una extensión de 6 mil metros cuadrados, las que se sumarán a las que la petrolera ya habría iniciado. De acuerdo a lo publicado, se trataría de 720 mil litros de crudo que se habrían filtrado de la planta que opera en terrenos fueguinos.

La provincia no estaba enterada

En tanto, desde la provincia el subsecretario de Producción y Desarrollo Energético, Ricardo Vukasovic, cuestionó hoy por Radio Nacional Ushuaia la falta de notificación de la empresa YPF tanto a la provincia como a la nación, frente al derrame de petróleo del que dan cuenta medios chilenos, remarcando que la notificación debe ser “inmediata” y hasta ahora no ha ocurrido.

“No tenemos información respecto de este incidente. Cualquier incidente menor o mayor debe ser informado a la provincia y no hemos recibido ningún tipo de notificación, que son inmediatas y vía telefónica”, dijo. Asimismo, planteó que “un derrame de 720 mil litros es un incidente mayor y tiene que haber una notificación a nación y a la provincia en forma inmediata”.

Explicó que “YPF está instalado en Chile y tiene áreas. No sé exactamente cuáles son las áreas que poseen en la Tierra del Fuego chilena, pero creo que una está lindando con áreas nuestras, y puede ser en la zona de Cullen”, por lo que la contaminación podría afectar el río.

Sin embargo, pese a la magnitud del derrame “nosotros no tenemos notificación”, insistió el funcionario, que se enteró por los medios de la situación.

“Nuestra gente está permanentemente recorriendo las áreas y dentro de un programa que tenemos ahora, estamos viendo áreas que no tienen actividad, y no hemos detectado absolutamente nada. Seguramente nos comunicaremos con la empresa, para ver exactamente cuál es el lugar y qué implicancia tiene en nosotros. De todas maneras, hace tres años que la Secretaría no es autoridad ambiental en la materia, a partir de la modificación de la ley de ministerios. Nosotros colaboramos y tenemos en algunos aspectos un doble comando, pero la autoridad es la Secretaría de Medio Ambiente”, aclaró.

Vukasovic remarcó que “no hay antecedentes de un derrame de esta magnitud. Los incidentes en más del 90% son menores, por pequeñas fugas, manipulación o problemas operativos cuando están trabajando, pero no grandes derrames. El derrame más grande que tuvimos fue hace cinco años en un oleoducto y debe haber afectado 500 metros cuadrados, no más que esto”, dijo, a diferencia de los 6.000 metros cuadrados que mencionan los medios chilenos para este caso.

“Esta debe haber sido una falla grave y lo extraño es que haya salido ese volumen porque son detectados rápidamente los derrames y habrá que ver la causa. Nosotros no hemos tenido notificación de ningún incidente, me comuniqué en forma automática con nación luego de la publicación periodística y hasta ahora no hay absolutamente nada”, concluyó.

Comentarios