En el programa de ayer de Periodismo para Todos, Jorge Lanata señaló que algunos sectores de la economía “mantienen ventajas tributarias que este año le costaron al Estado $ 346 mil millones” en total. Entre ellos, apuntó contra el régimen impositivo de Tierra del Fuego. En ese sentido, el periodista llamó a esos sectores “privilegiados”, por pagar menos impuestos que el resto.


El informe de Periodismo Para Todos apuntó a que distintos sectores de la economía mantienen ventajas tributarias que “este año le costaron al Estado $346 mil millones”.

Nuevamente, el programa de Jorge Lanata se refirió a la provincia de Tierra del Fuego como una “privilegiada” por su régimen de Promoción Industrial.

“Nosotros en su momento hicimos un programa entero en Tierra del Fuego -por supuesto nos puteó toda Tierra del Fuego-, pero Tierra del Fuego en realidad es una armadora, y el producto que hacen es telgopor para poner las cajas y las cajas llegan de China. Lo he visto en las líneas de producción de las fábricas: las minas están con el manualito, arman el equipo X y le ponen Argentina y el manual en Español; esa es toda la industria que se hace”, describió Lanata durante el informe.

Mientras el Gobierno presentará en el Congreso el Presupuesto para el año que viene, que requiere eliminar el déficit primario a través de un ajuste en casi todos los gastos del Estado, algunos sectores mantienen “privilegios” por los cuales pagan menos impuestos que el resto, afirmó el programa de Canal 13.

De acuerdo al informe de Periodismo Para Todos, sumando todas estas ventajas tributarias, las arcas públicas dejaron de recaudar este año $346.000 millones; un monto equivalente a un 70% del recorte que se debatió estas semanas para presentar el proyecto de ley de ingresos y gastos que implicará, por ejemplo, un fuerte ajuste en la obra pública.

De ese total, una parte corresponde al Poder Judicial, exento del pago del Impuesto a las Ganancias. Si los jueces y empleados judiciales abonaran ese gravamen, el fisco podría obtener ingresos por unos $9.000 millones.

Pero hay otros sectores “privilegiados” respecto al pago de Ganancias y son las asociaciones inscriptas como cooperativas y mutuales, por las cuales el Estado deja de percibir otros $15.000 millones. Los empleados de empresas privadas en Tierra del Fuego están exentos de abonar Ganancias y en el resto de la Patagonia; el pago es escalonado, lo que repercute en una pérdida de $3.000 millones de recaudación.

El IVA es otro impuesto con regímenes especiales que perjudican al Estado. Una actividad como la construcción -en particular la destinada a viviendas- pagan la mitad de ese gravamen, un 10,5%. Si no existiera esa prerrogativa, el fisco dispondría de $21.000 millones más.

Las compañías de medicina prepaga tienen un régimen similar, por el cual el Estado pierde otros $16.000 millones. Las escuelas privadas y la compraventa de obras de arte son otras dos actividades que pagan la mitad de IVA.

Según Lanata, los programas de promoción industrial que buscan impulsar determinados sectores puntuales de la industria en ciertos lugares específicos del país también conllevan ventajas tributarias por las cuales el Estado deja de recaudar.

En ese sentido, el informe de PPT sostiene que no pagan IVA, ni Ganancias, ni derechos de importación y que incluso abonan menos impuestos internos. “Por este tipo de planes, el Estado pierde unos $31.000 millones en el régimen industrial de Tierra del Fuego, $10.000 millones en el de biocombustibles y $1.000 millones en el caso de la industria del software”, afirmó.

Una de las discusiones que tuvieron lugar durante las negociaciones con los gobernadores fue la transferencia de la obligación de afrontar ciertos subsidios desde la Nación hacia los presupuestos provinciales. En ese sentido, unos $25.000 millones pasarán a ser pagados por los gobernadores en concepto de tarifa social eléctrica y $44.000 millones para subsidios al transporte.

Desde el Gobierno Provincial, el primero en salir a referirse al tema fue el Jefe de Gabinete de Ministros Leonardo Gorbacz, quien manifestó que “si no existiera el régimen de promoción se perderían miles de empleos, pero además no habría producción y por lo tanto tampoco recaudación” y agregó que “los periodistas y medios de comunicación deben entender que Argentina no termina en Palermo Hollywood y deberían tener más respeto por los miles de compatriotas que con su trabajo cotidiano y en condiciones muy difíciles hacen Patria todos los días lejos del confort de la capital.

Comentarios