El juez Javier De Gamas Soler procesó a Walter Eugenio Cayo por el delito de maltrato animal ante la constatación del mal estado de salud de perros alaskanos que estaban en el Centro Invernal Valle de Lobos de la ciudad de Ushuaia, cuando el imputado era el encargado.


Tras la difusión de estado de los animales, dando cuenta de la asistencia que realizara la ONG Kuanip Servicios Caninos de Río Grande y luego de Patitas Tolhuin, esta última decidió radicar una denuncia penal que dio origen a la causa. El Juez De Gamas Soler ordenó una serie de medidas, entre ellas relevamiento en el lugar con inspección de veterinarios para verificar el estado de los animales, más las declaraciones testimoniales, llegó a la conclusión de que Cayo cometió el delito de maltrato animal.

El Magistrado dictó ayer el procesamiento y además ordenó trabar embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de $1.525.250. Asimismo se le mantuvo estrictas normas de conducta bajo apercibimiento de proceder a su detención si incumple las mismas.

Si bien no se conocieron en detalle los fundamentos, el Juez consideró probado el delito de maltrato animal, debido a que en más de un caso se constató que los perros estaban desnutridos y con un débil estado de salud, indicaron fuentes judiciales.

La presentación judicial fue realizada en su momento por ‘Patitas Tolhuin’, en tanto otras asociaciones protectoras sumaron su acompañamiento a la causa; como ‘Kuanip Servicios Caninos’, ‘Amo a los Animales RG’; María Rosa Chinquini –reconocida proteccionista de Ushuaia- y veterinarios, entre otros.

Nulidad del dictamen fiscal

Por otra parte, De Gamas declaró la nulidad del dictamen que había hecho el fiscal Fernando Ballester Bidau en la que declaraba a los perros sujetos de derecho y contabilizaba a los mismos como 83 víctimas al mismo nivel que las personas.

Para De Gamas Soler dicha apreciación de la Fiscalía fue declarada nula por una incorrecta interpretación de la normativa vigente.

El fiscal Ballester Bidau había sostenido que es de vital importancia velar por la protección de los animales y de un medio ambiente sano para el desarrollo del turismo local “tan preciado en nuestra Provincia”, para que todos los habitantes “puedan gozar de sus beneficios”.

Así, considera esencial “salvaguardar la seguridad de los animales, siempre y cuando no dañen nuestro ecosistema, y en función de ello propugnar el rechazo de los mencionados institutos cuando violen sus derechos”.

Comentarios