Durante el fin de semana se llevó a cabo un nuevo secuestro de cocaína en Buenos Aires con destino a Río Grande. “Seguimos evitando que ingrese droga a la Provincia” destacó el Secretario de Seguridad, Javier Eposto.


El Secretario se mostró conforme con el nuevo operativo coordinado con la Policía de Seguridad Aeroportuaria en Buenos Aires. “Evitamos que ingrese un kilo de cocaína a Río Grande, vía aérea. Esto es fruto de la coordinación que estamos realizando con la Dirección Nacional de la Policía Aeroportuaria. Por eso me reuní con Alejandro Itzcovich , el Director Nacional, donde evaluamos el trabajo realizado durante estos meses y planteamos nuevas metas en conjunto para estos próximos seis meses. Creemos que la seguridad se aborda en equipo y así lo venimos llevando adelante” señaló Eposto.

Asimismo, informó que “hemos consolidado un control preventivo en Aeroparque y Ezeiza diferenciado para los vuelos que se dirigen hacia la Patagonia y especialmente para Tierra del Fuego. También, hemos impulsado el trabajo de las brigadas de los distintos aeropuertos de Buenos Aires y Tierra del Fuego. Ahora llevan adelante investigaciones en conjunto y previenen con mayor eficiencia el ingreso de cocaína”.

En esta oportunidad fue detenida una ciudadana peruana que trasportaba casi un kilo de cocaína adosada a su cuerpo. La sustancia era transportada envuelta en paquetes y cápsulas en su corpiño y en un pañal que llevaba puesto por sobre su ropa interior. En lo que va del 2018 se han detenido 9 mulas con alrededor de 8 kg de cocaína.

Desde el año 2016 hasta agosto de este año 2018, la Policía provincial junto a las Fuerzas Federales ya han secuestrado en toda la provincia 293 kilos de estupefacientes –258 kilos de marihuana y 35 de cocaína–. En lo que va exclusivamente del año 2018, se han incautado 120 kg de estupefacientes.

El Secretario de Estado de seguridad señaló que “estamos abordando el delito complejo desde todas las aristas. Con investigación criminal, con capacitación y con inversión. Tenemos que seguir avanzando también para desalentar el consumo, para ofrecerles a los jóvenes un modelo de vida más saludable. Estamos atravesando un panorama nacional complejo. Es importante que como Estado sigamos presente. Evitando el ingreso de droga y acompañando a las familias de cerca”.

La incautación implica una cantidad aproximada de 3.800 dosis y un monto equivalente en dinero entre $800.000 y $1.000.000 según el grado de pureza.

Comentarios