Desde la policía confirmaron que encontraron el cuerpo de la médica Iryna Soroka (30), la cual era buscada en la zona del Arroyo Grande desde las últimas horas del pasado sábado, cuando envió varios mensajes a su pareja y amigos sobre sus intenciones de atentar contra su vida.


Soroka, de 30 años, era Medica Residente del Hospital Regional de Ushuaia, de quien no se tenían datos desde este sábado por la noche.

El pedido de paradero lo formuló el esposo, Matías Ezequiel Shulick (30).

La policía de la Provincia trabajaba intensamente para tratar de dar con su paradero desde ese día, centrando los trabajados en la zona del Puente Amarillo sobre el Arroyo Grande donde habían aparecido sus pertenencias (recordemos que ya se había encontrado el teléfono, una mochila y la campera que llevaba puesta, la cual había sido expulsada por la correntada).

La búsqueda del cuerpo de Soroka se dificultó por las condiciones climáticas, ya que las últimas lluvias y nevadas en las montañas hicieron crecer el caudal de agua, lo que imposibilitaba la búsqueda de la joven mujer.

Por tener la certeza de que la mujer se había arrojado luego de las filmaciones obtenidas por las cámaras de seguridad, la policía afirmó que “se colocaron redes a 120 metros del puente y otras redes más cercanas al río, esperando que emergiera del agua el cuerpo de la mujer; ya que la corriente hacía imposible el trabajo de los buzos, que estaban intentando dar con el cuerpo a ciegas por la falta de visibilidad.

El cuerpo de la mujer ya fue reconocido por los familiares y se montó un operativo en la avenida Heroes de Malvinas en el puente, donde se cortó el tránsito en el sector para realizar las maniobras necesarias para retirar el cuerpo.

A pesar que desde la Policía se contaba con la certeza de que la mujer se había arrojado, no podían confirmar la información hasta tanto dar con el cuerpo de Soroka. Por ese motivo la búsqueda se había centrado en el lecho del Arroyo Grande.

Comentarios