Desde este martes, todos los celulares denunciados como robados o perdidos no funcionarán en ninguna red del país. Cuando se pretenda cambiar la tarjeta SIM de uno de estos dispositivos, el sistema se bloqueará y no se podrá conectar más a una red móvil. Afectará a todos los celulares que sean denunciados como perdidos, robados o falsificados.


Se calcula que más de dos millones de teléfonos adulterados se darán de baja gradualmente; cuando se pretenda cambiar la tarjeta SIM de uno de estos dispositivos de la “lista negra”, el sistema se bloqueará y no se podrá conectar más a una red móvil.

Según los expertos, se darán de baja a un promedio de 4000 celulares por día. Más de 2500 millones de personas en todo el mundo usan smartphones. En la Argentina son 23,34 millones de personas, más de la mitad de la población. Con tantos dispositivos que valen cientos de dólares, el robo de teléfonos que alimenta el mercado negro ha crecido considerablemente en los últimos años. Para abordar este problema -económico, pero, especialmente, de seguridad pública- se darán de baja todos los celulares con un IMEI (el número de serie único de cada aparato) que sea “inválido”.

Se trata de una iniciativa en conjunto con el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) porteñas y la Dirección Nacional de Migraciones. Se busca impedir el uso, la comercialización, importación y exportación de este tipo de dispositivos obtenidos en maniobras delictivas o fraudulentas.

“A partir de un decreto del Enacom, tras gestiones con las prestadoras, si un smartphone es robado y su IMEI fue adulterado se lo dará de baja y no se podrá usar ni vender. Es una medida importante porque, para nosotros, todos los teléfonos robados están manchados de sangre, porque las circunstancias de la sustracción son, en general, violentas”, contó el jefe de la División de Cibercrimen, Carlos Gabriel Rojas.

“Se busca desmantelar las mafias que están detrás del robo de celulares y que generalmente conviven con los motochorros. No vamos a permitir la comercialización de teléfonos celulares robados”, añadió Rojas.

Consultas de IMEI

En 2017 fueron robados casi 4000 dispositivos por día, según informó la Asociación GSM (o GSMA, una organización de operadores móviles y compañías relacionadas) a principios de año. Todo aquel que haya adquirido un teléfono celular usado puede ingresar el número de IMEI en www.enacom.gob.ar/imei para verificar que no esté bloqueado.

La lista negra

La GSMA cuenta con la base de datos más grande a nivel mundial sobre todos aquellos teléfonos cuyo número de IMEI fue denunciado como robado o extraviado. Esta Asociación es la que le informa los datos al Enacom para evitar que los aparatos vuelvan a ser activados en alguna de las redes de las empresas de telefonía. A nivel mundial, 122 operadores de 44 países aportan información de los teléfonos robados y extraviados a la “lista negra”. En América latina participan 52 operadores de 18 países.

“La realidad es que los fabricantes no tienen ningún incentivo ni obligación para mejorar sus dispositivos y hacer que sea difícil adulterar el IMEI porque la presión regulatoria está sobre los operadores”, sugirió Lucas Gallitto, director de Políticas Públicas para América latina de la GSMA.

Para Gallitto, algunas compañías tienen teléfonos que son fácilmente adulterables por medio de un software genérico que puede costar 20 dólares y requiere solo de una PC. Otras, como Apple, tienen dispositivos que requieren de un programa que puede costar hasta US$ 10.000 y necesitar de un mainframe (una computadora grande, potente y costosa) para poder cambiar el IMEI.

“No es negocio robar un iPhone X para adulterarlo, pero el incentivo de los delincuentes está en el valor de las partes, en especial la pantalla y la batería de estos aparatos de alta gama, además de en los datos personales, que son un ‘activo’ que se ofrece y se vende en el ‘mercado negro'”, continuó Gallitto.

Desde el año pasado, el Gobierno habilitó un registro de usuarios, eso permite inhibir los equipos ante una denuncia de robo.

Comentarios