El hecho fue detectado el viernes pasado por la mañana. Se habían desconectado los cables de alimentación eléctrica de la caldera y destrozadas las paredes de la sala que la alberga. Es el segundo hecho en pocos días. “Quienes atentan contra las escuelas son criminales”, dijo el vicegobernador Juan Carlos Arcando.


Desde el Poder Ejecutivo se denunció un nuevo atentado contra establecimientos educativos de la Provincia. En este caso la institución afectada fue la Escuela 15 de Ushuaia.

La información oficial indica que en horas de la mañana del pasado viernes 24 “uno de los trabajadores descubrió que las paredes del espacio donde se alojan las calderas, fueron derribadas aparentemente a patadas y los cables de la caldera desconectados”.

Agrega que el “trabajador dio cuenta que al abrir con la llave la puerta del ambiente destinado a los 4 sectores de caldera que posee el lugar, observó un desorden dentro del sitio, dado que se encontraba dañada la pared de durlock, y sus trozos tirados en el piso, como así también advirtió la remoción de una rejilla de ventilación, ubicada en el sector externo, más precisamente detrás de la pared violentada. También observó que dos cables de dicho equipo (caldera) se encontraban desenchufados y una tapa removida de su posición original”.

Se relata que en el lugar se labró acta conjuntamente con personal de Policía científica, en tanto en las puertas lindantes al sector de calderas se lograron visualizar dos huellas de pie calzado sobre las mismas, y que finalizadas las pericias se conectaron los dos cables desenchufados constatando que la caldera funcionaba con normalidad.

“Este nuevo episodio se suma a los recurrentes sabotajes ocurridos en las últimas semanas y que el Gobierno provincial ya denunció judicialmente. En la Escuela de Tolhuin, manos anónimas dejaron abiertas un par de hornallas provocando una gran pérdida de gas. Lo mismo sucedió en el Colegio Ernesto Sábato de Ushuaia. Además, se viene utilizando la modalidad de denuncias telefónicas anónimas para crear alarma en la comunidad educativa, alertando sobre presuntas pérdidas de gas que posteriormente se comprueba que no existen, pero que debido a la necesidad de llevar adelante un protocolo de actuación para estos casos, derivan en la suspensión de las actividades en los establecimientos”, recuerda el Gobierno

Arcando: “Quienes atentan contra las escuelas son criminales”

El vicegobernador Juan Carlos Arcando afirmó que los responsables de los sabotajes cometidos en distintas escuelas de la provincia “son criminales, y hay que denunciarlos por intento de homicidio porque pueden matar a nuestros pibes”.

En declaraciones radiales recordó que “cuando pasó el desgraciado hecho de Moreno empezamos a sufrir ataques en las escuelas; ¡qué casualidad! Esto no es casual, repito: cuando pasó este desgraciado hecho en Moreno donde por una fuga de gas fallecieron el portero y la vicedirectora de una escuela, acá han dejado gas abierto”.

Arcando refirió que algunos sectores “pueden tener todo el desacuerdo que quieran con las políticas que llevamos adelante desde el Gobierno de la Provincia, pero no se la pueden agarrar con los chicos que van a la escuela o con los docentes que tienen que dar clases. No puede ser que intentaron romper una calefacción porque puede volar una escuela. Y a la escuela van tus hijos, mis hijos y nuestros nietos. No pueden querer tirarle un muerto al gobierno. Tienen que recapacitar, esta no es la forma”.

Asimismo, advirtió a “aquellos que están con esto de querer hacer sabotaje, que pueden matar un pibe o, como pasó en Moreno, a un compañero de ellos. Lo que ocurrió en Moreno fue por falta de mantenimiento. Acá no hay falta de mantenimiento, sino que tuvimos un boquete hecho para tratar de romper una caldera. No jodamos, están atentando contra nuestros hijos y nietos”.

Por último, llamó a la reflexión a quienes llevan adelante estas medidas y dijo que “estamos trabajando para dar con quien fue el responsable”.

Comentarios