Una pareja de docentes de la ciudad de Ushuaia identificados como Edgar Daniel Ahrensburg y Jesica Lorena Libertini fueron sumariados y denunciados penalmente por el Gobierno de Tierra del Fuego, luego de que se constatara una maniobra fraudulenta tendiente a justificar la postergación para reintegrarse a sus puestos de trabajo, culminado el período vacacional invernal, mediante el uso de dos certificados médicos truchos.


 

Los antes mencionados presentaron el 1 de Agosto último por la mesa de entradas de la Dirección de Medicina del Trabajo, dos certificados médicos emitidos presuntamente en la provincia de Buenos Aires.

El primero de ellos fue presentado por Ahrensburg, el cual certificaba que se encontraba enfermo y que necesitaba posponer 72 horas la reanudación de sus tareas y el segundo, por su esposa, quien adujo que debía cuidar a su cónyuge.

Desde Fiscalización Sanitaria, para acreditar la veracidad de los certificados y con el fin de obtener mayores precisiones sobre la enfermedad invocada, se efectuó una llamada telefónica a la Clínica Modelo Lanús, lugar donde supuestamente se habían emitidos los certificados; pero para sorpresa de las autoridades, desde allí negaron absolutamente conocer siquiera al supuesto médico firmante, el “Dr. Miguel Angel”.

Luego de este suceso se solicitó que de manera formal los responsables de la Clínica indicaran por nota que no existía en el plantel profesional ningún facultativo con ese nombre, ni número de matrícula. También agregaron que el tipo de recetario utilizado para efectuar el certificado investigado no era utilizado desde hace unos cuatro años atrás.

Ante esta irregularidad, fue el Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires quien aportó los datos que fueron concluyentes para sospechar que se estaba ante un fraude, luego de que el número de matrícula “MP 26424”, que aparece inscripto en el sello del tal “Dr. Miguel Angel”, corresponde a un médico identificado como Miguel Angel Flo, jubilado del Hospital Fiorito, sin paradero conocido.

Ante los hechos remitidos, desde el Gobierno Provincial se realizó una denuncia penal y se instruyó un sumario a la pareja.

Comentarios