La Policía Provincial informó que se iniciaron 25 causas penales entre Ushuaia y Río Grande por estafas y defraudaciones en la modalidad "Delitos Virtuales". Los fraudes se producen a través de redes sociales y también mediante llamadas telefónicas. Piden no dar ningún tipo de información personal ni realizar transferencias bancarias.


Según informaron las autoridades policiales, en los últimos 4 meses se recibieron 25 denuncias -13 de las cuáles se efectuaron en la ciudad de Ushuaia y 12 en Rio Grande-.

Las acusaciones daban cuenta sobre distintos mecanismos por los cuales los delincuentes -por medio de redes sociales- ofrecían prestamos, prendas de vestir, concursos televisivos, propiedades en alquiler, elementos de computación entre otros.

Estas y otras excusas eran utilizadas por los delincuentes para engañar y así obtener dinero de manera fraudulenta.

En tal sentido, se alerta a la comunidad prestar especial atención a todas las publicaciones de compraventa de difusión a través de redes sociales -como el ofrecimiento de préstamos de dinero de particulares, así como también de páginas Web de compra, venta y alquileres específicamente- y a la solicitud del depósito de dinero por parte de las mismas.

Recomendaciones para no caer en una estafa telefónica

Una de las modalidades utilizadas, tiene que ver con recibir un llamado telefónico en dónde le informan “que un familiar suyo sufrió un accidente”.

Si esto le ocurre, trate de manejar la angustia y la confusión que esta noticia le pudiera provocar. Serénese. No responda a ningún tipo de pregunta ni brinde información suya, de su familia, horarios, domicilio, etcétera. Posteriormente haga usted estos interrogantes: apellido y nombre de quien llama, institución a la que pertenece, número del teléfono del que se comunica (en caso de recibir la llamada a través de línea fija) y lugar del accidente.

Las personas que llaman invocan pertenecer a organismos policiales u hospitalarios: cerciórese llamando al Organismo policial o de salud. Y recuerde que el robo de celulares implica que los delincuentes utilizan todos los contactos para llamar y extorsionar.

Por eso el extravío o robo del celular es importante comunicarlo a familiares y amigos para no ser víctima de embaucadores. No acepte llamados que se realizan desde los Institutos Penitenciarios.

Otra modalidad consiste en recibir una llamada en la que te informan que te has hecho acreedor de un premio de importancia (dinero en efectivo, electrodomésticos, un viaje, vehículos etc.).

Ante esta situación no responda al pedido de dar sus datos personales tales como apellido, domicilio, documento, número de tarjeta de crédito o de caja de ahorro.

En muchos de los casos quien llama, puede hacer mención a canales de televisión o empresas que cuentan con reconocimiento, brindando gran cantidad de datos falsos en la búsqueda de que quien recibe la llamada no desconfíe, para luego solicitarle el depósito bancario o a través de Rapipago o empresas similares, por conceptos varios, argumentando que el dinero será reembolsado al momento del cobro del premio, el cual nunca llega. En todos los casos, trate de hacer la denuncia policial e informar el hecho.

Estafas en páginas de compra y venta

En estos casos se debe prestar especial atención a no enviar dinero hasta tanto no exista algún tipo de documentación que avale la compra y si no se está absolutamente seguro de que todo es real.

Cuando se realicen compras online, se debe sospechar de aquellos productos que sean más barato que el precio oficial, por lo tanto, podrías estar frente a una posible estafa.

Si crees que has sido víctima de una estafa, inmediatamente cancelar las tarjetas y comunícate de inmediato con el banco emisor.

Nunca, nunca des dinero por adelantado ni compartas tus datos personales con desconocidos. Cuando tengas que hacer un pago online, asegúrate que la conexión a la pasarela de pago cumpla con las normas de seguridad.

Comentarios