El Juzgado Federal de Río Grande solicitó a la Cancillería argentina que requiera al Reino Unido los datos filatorios de los miembros de las fuerzas armadas británicas acusados de cometer crímenes de guerra en perjuicio de soldados argentinos durante la guerra de Malvinas, y de testigos de los hechos oportunamente denunciados.


La medida se dio en el marco de la causa 6000453 en la que el Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas es denunciante e impulsor en su carácter de querellante.

Así, el Juez Federico Calvete reiteró el pedido al Ministerio de Relaciones Exteriores para que aporte información sobre Vincent Bramley, Capitán Manson, los soldados Denzil Connick, Rick Westry y el Teniente Mike Oliver. También, reclamó una copia certificada del sumario labrado en mayo de 1982, a bordo del busque auxiliar “Raf Tide Spring”, en el que se habría investigado la responsabilidad de la Royal Navi y la Royal Marine por la comisión de los delitos investigados.

La causa se inició con motivo de una denuncia presentada por el CECIM La Plata, en la que el organismo de DDHH se encuentra aportando diversos elementos probatorios tendientes a arribar a la Verdad sobre los hechos ocurridos durante la guerra de Malvinas.

Comentarios