El intendente Gustavo Melella fue notificado por la Secretaría de Ambiente para que cesen las acciones de descarga al mar y al río Grande, de líquidos cloacales crudos, lo cual afecta a la principal fuente de abastecimiento de agua potable para la ciudad.


Con la firma de Mauro Pérez Toscani, titular de la Secretaría que es autoridad de aplicación de la ley de medio ambiente número 55 y su decreto reglamentario 1333/93; se emitió la resolución 421/18 se dio inicio al sumario administrativo contra la Municipalidad, por presunta infracción a las normativas vigentes.

Asimismo, en nota dirigida al intendente Gustavo Melella y a la secretaria de Obras Públicas, Gabriela Castillo; desde la Secretaría de Ambiente se requiere “la inmediata adopción de las medidas tendientes al cese de las descargas contaminantes de efluentes líquidos sin tratar al ambiente, que han sido detectadas en diversos puntos de la ciudad”.

Los lugares donde fueron detectados los daños al medio ambiente, son:

-Colectora Máxima Norte

-Descarga Planta Municipal de Tratamiento de Efluentes.

-Descarga Pasaje Virgen de Lujan

-Descarga Margen Sur 1

-Descarga Margen Sur 2

-Descarga Pasaje Virgen Milagrosa.

En el marco de la ejecución del “Programa de Seguimiento y Fiscalización de Efluentes Líquidos en Obras y Establecimientos Públicos Río Grande”, si inicio el expediente 14635 SD/2018, donde consignan los resultados de los muestreos de calidad de efluentes cloacales.

Los controles se hicieron los días 4, 5 y 10 de julio en siete sitios donde se detectaron descargas directas de líquidos cloacales tanto en el cauce del Río Grande como del mar.

La tarea estuvo a cargo de personal capacitado para la tarea en virtud de haber aprobado el curso de Tomadores de Muestras Ambientales, certificado por IRAM y CALIBA (Cámara Argentina de Laboratorio Independientes Bromatológicos y afines), labraron actas de verificación, con materia fotográfico adjunto.

Comentarios