“Ya que la Senadora pide y pide por la vida, le pido que una forma de aportar a la vida es pedirle que su partido no le quite las asignaciones familiares a los que menos tienen, y en especial en la Patagonia” dijo durante el debate.


El senador fueguino del Frente para la Victoria José Ojeda, adelantó su voto positivo al proyecto de legalización del aborto durante su exposición en la sesión en el Senado, pero también aprovechó la oportunidad de fustigar a su par Miriam Boyadjián.

“Quiero agradecer a todos los que me han aportado con su punto de vista, de uno y otro lado, los respeto a todos, a los que me han agraviado de uno y otro sector les deseo lo mejor, pero en particular quiero expresar mi malestar por la actitud de una Senadora del Movimiento Popular Fueguino, integrante del interbloque PRO de mi provincia, que públicamente pidió a la Gobernadora y al Vicegobernador de mi provincia que intercedan para que yo cambie mi voto, menospreciando mi conciencia y el convencimiento y el sentimiento que tengo al momento de tomar una decisión y de votar”, dijo Ojeda.

En este sentido señaló que “ya que la Senadora pide y pide por la vida, le pido que una forma de aportar a la vida es pedirle que su partido no le quite las asignaciones familiares a los que menos tienen, y en especial en la Patagonia”.

“Me preguntaba qué pasa hoy si no se aprueba la Ley, qué cambia del accionar político, ese que tanto pregonamos, el que debe cambiar la realidad de la sociedad, el que debe atender los problemas de la gente. La realidad es que nada va a cambiar si esta Ley no se aprueba, todo va a seguir igual”, añadió.

El parlamentario remarcó que “las mujeres que decidan abortar cualquiera sea la razón seguirán viéndose obligadas a arriesgar su vida, porque desde el Estado no fuimos capaces de brindarles ninguna respuesta, que de no mediar ningún profesional de la salud, esos embriones o como les quieran llamar no tendrán tampoco ninguna oportunidad de vida, no habremos salvado ninguna vida, por el contrario, perderemos con seguridad una y arriesgaremos la otra”.

“Lamento que no se hayan podido incorporar las modificaciones que surgieron de las comisiones para el tratamiento de la media sanción, por ejemplo exceptuar a las instituciones privadas con adscripción religiosa donde entiendo que hay que respetar todas las posturas”, sumó.

“Otra modificación que no prosperó es que se establecía el deber de informar sobre la interrupción voluntaria del embarazo y sobre las políticas de maternidad, considero que esto era una oportunidad para salvar una vida, la vida del embrión”, dijo.

Ojeda apuntó que “todos aquí queremos salvar vidas pero diferimos en cómo hacerlo, personalmente creo que se debe alejar la clandestinidad, el Estado no puede mirar hacia otro lado frente a una problemática que afecta a tantas mujeres”.

“Seguiremos peleando mujeres y hombres por sus derechos, ya que la falta de ellos ha provocado miles de injusticias, pero lo que es peor, se ha llevado miles de vidas”, expresó.

Finalmente manifestó que “los que votan a favor de la continuidad del aborto clandestino, votan, aceptan y validan la muerte de mujeres que por distintas razones aceptan y optan por una decisión tremenda y dolorosa”.

“A los que están esperando en la plaza, más allá de cualquier resultado, les pido que lo tomemos con paz y en calma, adelanto mi voto positivo al proyecto, y los jóvenes que no se olviden que la única lucha que se pierde es la que se abandona”, cerró.

Comentarios