Tanto el templo evangélico a cargo del pastor Jorge Cayo, ubicado en Garay y Milton Roberts; como el edificio de la iglesia Hay Vida en Jesús, amanecieron esta mañana con diferentes pintadas y otros hechos de vandalismo.


El hecho se registró en la ciudad de Río Grande, donde desconocidos arrojaron pinturas en paredes, puertas y vidrios de los templos evangélicos.

Se trata de las iglesias Hay Vida en Jesús y Nuevo Nacimiento, dos de las congregaciones cristianas que tomaron parte en la marcha “Por las Dos Vidas”. Las iglesias atacadas han sido protagonistas centrales en las marchas que se realizaron en estos últimos días para rechazar la posibilidad que la legalización del aborto se convierta en ley, tras la decisión de la Cámara de Diputados de darle media sanción.

Los hechos ocurridos esta madrugada fueron denunciados en sede policial. Por lo tanto, personal de la División Policía Científica fue a realizar algunas tareas de peritaje, a fin de que puedan direccionar la investigación de estos hechos sucedidos a horas que se defina un asunto ampliamente debatido, que divide a la ciudadanía entre quienes están a favor y en contra de la ley.

 

Asimismo, en el nuevo cartel turístico con el nombre de la ciudad de Ushuaia -ubicado frente a la bahía- y el monumento a la Trucha en Río Grande amanecieron con pañuelos verdes que identifican a los sectores que apoyan el aborto legal, lo que generó el rechazo de los vecinos por estas manifestaciones.

Comentarios