Tras el reclamo del Gobierno provincial sobre la provisión de agua en tres escuelas de Río Grande, desde la Dirección de Obras Sanitarias del Municipio aseguraron que los inconvenientes en el servicio responden a “deficiencias edilicias” propias de esos establecimientos.


Río Grande.- A través de un comunicado, el Municipio sostiene que a través de Obras Sanitarias “se ha respondido con celeridad ante cada requerimiento, informando en cada caso a las autoridades correspondientes cuáles eran las correcciones que el Gobierno Provincial debía hacer en las instalaciones para el normal funcionamiento de las redes internas de agua potable”.

Y remarcan: “A partir de la puesta en funcionamiento de la nueva Planta Potabilizadora de Agua finalizada gracias a los recursos propios con los que el Municipio afrontó la obra, la producción de agua potable está garantizada para el suministro a toda la ciudad por los próximos 20 años. Asimismo, la distribución hasta la línea municipal se realiza con normalidad y con registros de presión y calidad óptimos”.

“Producto de las bajas temperaturas registradas este invierno, numerosas viviendas y establecimientos escolares sufrieron el congelamiento de sus cañerías internas, producto de una instalación deficiente que no incluyó las medidas recomendadas como la profundidad de las cañerías y el correcto aislamiento de las mismas. Las viviendas y establecimientos que cumplen con estos requerimientos no tuvieron inconveniente alguno”, señala el comunicado.

Asimismo, desde el Municipio aseguran que “en el caso de las escuelas, personal de Obras Sanitarias constató inmediatamente cada uno de los reclamos y elevó la documentación necesaria a las autoridades de la Secretaría de Infraestructura Escolar para que realizaran las tareas que corresponden a ese organismo para que se solucionen los inconvenientes”.

“El Municipio siempre dio respuesta y lo continúa haciendo ante cada reclamo, priorizando las situaciones de familias de mayor vulnerabilidad y las instituciones públicas que prestan un servicio fundamental para la comunidad”, afirma el comunicado.

Y cierra: “Nunca fue política de Obras Sanitarias desentenderse de los problemas ni desligarse de sus responsabilidades. Por el contrario, continuamos haciéndonos cargo de asistir a las familias de nuestra ciudad, aun cuando la responsabilidad directa no corresponde al Municipio. Pero no podemos intervenir internamente en los edificios responsabilidad del Gobierno Provincial para acelerar los trabajos que deben ser resueltos por las áreas provinciales correspondientes”.

Comentarios