Así lo confirmó el Director Nacional de Control de Puertos de la Nación, Martín Hagelstrom, tras recorrer las instalaciones portuarias de la capital fueguina. El funcionario nacional sostuvo que la empresa COPERSA S.A. incurrió en “incumplimientos notorios y tremendos”. Señaló que se están tomando “todos los recaudos legales para recuperar la plata” en referencia al anticipo financiero de más de 40 millones de pesos que se pagó a la contratista.


Lo que parecía que sucedería finalmente aconteció. Fue un funcionario del Gobierno nacional el que confirmó la rescisión del contrato de obra para ejecutar la ampliación del Puerto de Ushuaia en 240 metros más y por el cual no hubo un sólo avance salvo perforaciones para estudiar el suelo en los últimos 20 meses.

El director Nacional de Control de Puertos y Vías Navegables Martín Hagelstrom confirmó la rescisión del contrato con la empresa COPERSA S.A. la cual realizó estudios de suelo pero no pudo avanzar más allá de eso. Eso sí, recibió un anticipo financiero de 43 millones de pesos y dicho monto no se vio traducido, al menos visualmente, en los trabajos de ampliación del muelle.

Hagelstrom sostuvo que “lamentablemente hubo un incumplimiento absoluto pese a todo lo que se hizo hasta ahora. Hubo un incumplimiento muy grande por parte de la contratista, es más, de hecho se está rescindiendo el contrato”.

El Funcionario manifestó que “se ha dado una situación muy desagradable, se han aplicado sanciones y se van aplicar todas las sanciones que nos de la ley por este incumplimiento que ha generado un perjuicio realmente muy importante para el puerto de Ushuaia, para la provincia y para la Nación”.

Hagelstrom advirtió que “se están tomando todos los recaudos legales para recuperar esa plata, para ejecutar todas las garantías y se ha dejado de lado lo técnico y ya ha pasado a la parte legal y los abogados están trabajando en eso”. Esto lo manifestó debido al anticipo financiero que percibió la empresa

Cabe señalar que la obra fue adjudicada por un valor de 319.466.348,22 pesos, unos 90 millones menos de la cifra estipulada en su momento en el presupuesto oficial. La obra comprendía la extensión del muelle en 251 metros más, lo que iba a permitir el atraque de grandes cruceros. Además, se debía renovar totalmente las redes de electricidad y agua potable, como también el sistema de lucha contra incendios, adecuando al Puerto de Ushuaia a los estándares de seguridad internacionales.

Consultado sobre la posibilidad de que la empresa judicialice el pliego, Hagelstrom respondió: “los incumplimientos por parte de la empresa son tan notorios y tan tremendos que no van a tener ninguna chance”. Asimismo dijo esperar que “a título personal, esta empresa no vuelva hacer ninguna obra más para el Estado Argentino nunca más”.

El Funcionario se refirió a la posibilidad de volver a licitar la obra. Sobre ese punto sostuvo que “esto es una decisión del Ministerio de Transporte juntamente con la provincia y son cuestiones que se van a tener que conversar. Sobre todo saber si se hace esta misma obra o una distinta y se analizarán en el corto plazo”.

Comentarios