La insólita usurpación ocurrió en la zona de “Barba de Viejo”, en el barrio de Andorra. Una mujer llegó a su domicilio e intentó ingresar, pero una mujer con 4 hijos le había trabado la puerta desde adentro.


Ushuaia.- Una mujer fue víctima de la usurpación de su propio domicilio ubicado en la zona conocida como Barba de Viejo, en el Valle de Andorra.

La mujer dio cuenta del siniestro cuando intentó ingresar a su vivienda pero no lo consiguió, debido a que alguien le había trabado la puerta desde adentro. Asimismo, notó que la única ventana que posee la vivienda estaba rota, motivo por lo cual inmediatamente solicitó la presencia de la policía.

Apenas unos minutos más tarde, hasta el lugar llegó un patrullero con integrantes de la Comisaría Quinta del barrio de Andorra, quienes constataron que el domicilio había sido ocupado y que en el interior había una mujer de apellido Ponce (35), la cual se encontraba acompañada por sus cuatro hijos -de 3, 5, 15 y 18 años de edad-.

Mientras los uniformados dialogaban con la mujer para que abandonara la morada, los vecinos comenzaron a agolparse contra el predio de la vivienda con el propósito de sacar a la mujer que había intrusado la vivienda. En ese momento, los efectivos comenzaron a negociar con la familia que no quería abandonar la vivienda y tras más de dos horas de diálogo y tensión entre los vecinos de la zona, finalmente los uniformados pudieron disuadir a la familia para que abandonara la casa.

Por el caso se hizo también presente personal de la Comisaría de Género y Familia, que trasladó a los usurpadores a la Comisaría de la Familia para labrarles las actuaciones correspondientes y a fin de resguardar a los menores de edad.

Comentarios