Una muchacha denunció que al salir de un local bailable y mientras ascendía por la escalera ubicada en San Martín y Belgrano, un sujeto comenzó a masturbarse. Investigan presunta inacción policial.


La policía brindó oficialmente otra versión de los hechos registrados días pasados cuando dos jóvenes fueron abordadas por un sujeto que comenzó a masturbarse en la esclarea ubicada en San Martín y Belgrano.

El Comisario Esteban Stiezen, de la policía de la provincia indicó que “el día viernes en las primeras horas de la mañana una patrulla conformada por dos efectivos policiales que se hallaban en una parada en San Martín y Belgrano fueron llamados por una joven. Los uniformados se encontraban en la parte baja de la escalera y en la parte alta, había dos mujeres. Una de estas mujeres refiere a los efectivos que un sujeto se encontraba masturbándose. A raíz de esto los efectivos ascienden por las escaleras, cuando este individuo se aparta de la escena. Al llegar al lugar las mujeres indican hacia qué sector se había marchado el individuo, hacia allí se dirigen los efectivos pero lamentablemente no logran dar con esta persona, al regreso las mujeres ya no se encontraban. La idea era recabar más datos que pudieran brindar estas mujeres. Esto es lo que tenemos nosotros oficialmente en cuanto a lo sucedido”, señaló.

Por otra parte indicó que “en función a esto se ha instruido de oficio con intervención de la justicia una actuación sumarial donde se vuelca el testimonio de los efectivos y se están recopilando imágenes de cámaras del lugar para dar con este sujeto. Las mujeres a través de las redes sociales han sido individualizadas y han sido convocadas para brindar testimonio en sede judicial”, finalizó.

Como se recordará la joven Andrea Real comentó que “el jueves salimos del boliche El Náutico, y estábamos con mi hermana subiendo por la escalera (ubicada en Belgrano y San Martín), donde había dos policías; y cuando ya estábamos terminando de subir, aparece esta persona que se comenzó a masturbar en nuestra cara”. La joven sostuvo que ante dicha circunstancia “nos dimos vuelta y llamamos a los policías que estaban abajo y nos miraron, y comenzaron a subir lento, como que no pasaba nada. Cuando esta persona vio que nosotros estábamos llamando a la policía se metió en unos departamentitos de chapas que hay ahí cerca”.

Real se mostró preocupada porque “cuando le dijimos lo que había pasado los policías se limitaron a decirnos que nos fuéramos a dormir. Le preguntamos sino iban hacer nada, se metieron a un pasillito que hay ahí muy por encima. Y nos volvieron a decir que nos fuéramos a dormir y estos policías se comenzaron a reír entre ellos”.

La joven consideró que deberían actuar con más premura sobre todo porque “no nos preguntaron nada, ni nos pidieron el testimonio, sobre cómo era esta persona que se estaba masturbando”.

Comentarios