Desde la Municipalidad de Ushuaia, el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Omar Becerra, aseguró las penas de alcoholemias positivas se encuentran actualmente en el orden de los 42 mil pesos para quienes tengan entre 0,2 y 0,5 en sangre y 84 mil pesos a los que tengan valores máximos, entre 2,51 y 2,99.


El funcionario dio un detalle de los valores de las multas actualizadas y afirmó que “tenemos que cambiar las conductas como sociedad”, y su preocupación por la persistencia de situaciones en las que se combinan alcohol y manejo, pese a encontrarse la Ciudad en un período de aplicación de la norma de alcohol cero en forma progresiva y con un nivel tolerado hasta el momento del 0,2.

“La multa menor, la más baja de las multas que se aplican por alcoholemia positiva es de 42 mil pesos y a eso hay que sumarle otros ítems. La verdad que no es intención de la Municipalidad recaudar, pero entendemos que llega el momento de dejar el auto para quien piensa en consumir alcohol. Seguimos con los controles, multiplicamos los controles y los valores para recuperar el auto secuestrado es altísimo. Pero entendemos que perder la propia vida, la de un familiar, o un amigo en un choque o en un vuelco es muy terrible y la verdad que no queremos que vuelva a pasar en Ushuaia”, sostuvo Becerra.

Los parámetros para graduación de penas en alcoholemias se encuentran actualmente en el orden de los 42 mil pesos para quienes tengan entre 0,2 y 0,5 en sangre, aplicándose 2000 UFA que es lo que establece la ordenanza municipal N° 3972/2011.

Entre 0,51 y 1,00 Mg/L la pena asciende a 48.300 pesos (2300 UFA); entre 1,01 y 1,50 Mg/L la pena es de 56.700 pesos (2700 UFA); de 1,51 Mg/L a 2,00 Mg/L se debe pagar 63.000 pesos (3000 UFA), desde 2,01 a 2,50 Mg/L, el monto asciende a 73.500pesos (3500 UFA) y de 2,51 Mg/L a 2,99, la multa asciende a 84.000 pesos (4000 UFA). Por violación de inhabilitación, además, son 2000 UFA, es decir 42 mil pesos y otro tanto en caso de no acatar la indicación del inspector y darse a la fuga.

Para cada caso, además, se verificará la situación del infractor o infractora en cuanto a presentación espontánea, audiencia fijada o rebeldía y la verificación de antecedentes, todas cuestiones que incidirán al momento de conformarse el valor total de la pena a pagar.

“Lo que buscamos es que se genere mayor conciencia, más valor por la vida propia y de nuestros vecinos y vecinas. Podemos y tenemos la obligación de crear una ciudad más segura, en esto vamos a ser inflexibles y es un nuevo hábito que hay que crear”, concluyó Becerra.

Comentarios