Piden a la comunidad bajar los niveles de consumo hasta que se normalice la situación.


El Presidente de la DPOSS, Guillermo Worman, se refirió a las consecuencias del deshielo que vive Ushuaia en el proceso de potabilización del agua en la ciudad.

“Hasta ahora no venimos registrando color, lo que si ayer tuvimos un episodio complejo en la planta de Andorra porque sufrimos un alud de hielo, toda esa capa de hielo que estaba acumulada en el Arroyo Grande ayer se desprendió de golpe y tuvimos prácticamente la planta fuera de operación durante dos o tres horas”, dijo en Radio Nacional Ushuaia.

El funcionario precisó que “se acumuló arriba en la zona alta del arroyo en el Parque Nacional donde hay varias castoras, el deshielo hizo que eso se desprenda de golpe y baje como un alud desde la montaña, eso generó un incremento importante de la turbiedad”.

Respecto al cambio de los últimos días, indicó que “nosotros operamos normalmente con turbiedad hasta 10, y llegamos a tener arriba de 150, con lo cual seguimos operando pero empezamos a dosificar, es decir, ingresamos menos agua a la planta para tratarla y se tarda más en potabilizar”.

En este orden indicó que “de hecho bajamos algo de los niveles de cisterna en la Planta Central 2 debajo de la reserva hotelera y en la Planta de Andorra, en la del Pipo estamos perfectos como si no hubiera pasado nada”.

Worman señaló que “ayer en algún momento tuvimos más temperatura que en Buenos Aires, ayer estuvimos trabajando con el Municipio en el Kau Pen donde había colapsado el sistema pluvial y estamos muy atentos a cómo evoluciona la temperatura para ver si el día se acomoda en términos de calidad de agua o sigue como está”.

Sin embargo, el funcionario remarcó que “el agua es absolutamente potable, lo que puede llegar a suceder es que si la turbiedad del agua cruda que nos ingresa a las plantas es alta, nosotros tardemos más en procesar y tengamos un problema entre la cantidad de agua que se consume y la que producimos básicamente porque no podemos ingresar mucha agua de mala calidad para tratar”.

“Lo que podría llegar a darse en los barrios más altos de la ciudad por la tarde si sigue ese escenario es alguna baja de presión o algún barrio puntual tener algunas horas sin suministro”, adelantó.

“Es un escenario que quizás no se dé pero es importante avisar desde temprano porque el que tiene tanque lo ideal es que lo tenga lleno y sabemos que esto mañana se restablece, podría llegar a darse algún escenario complicado en algunos barrios altos si la temperatura no baja, y si sigue deshielando toda la suciedad del bosque carga sobre los dos arroyos principales que tomamos agua (Arroyo Grande y Buena Esperanza)”, añadió.

Comentarios