El Comité de Descolonización de Naciones Unidas aprobó una nueva resolución, que insta a la Argentina y al Reino Unido a reanudar “a la mayor brevedad las negociaciones” en la disputa de la soberanía sobre las islas.


La resolución, que fue presentada por Chile y tuvo como copatrocinantes a Bolivia, Cuba, Ecuador y Nicaragua, incluye “el más firme respaldo a los legítimos reclamos de la Argentina” y remarca que “el único modo de poner fin a la controversia es la solución negociada y reanudar las negociaciones”. El canciller Jorge Faurie, en su intervención dijo que “volvemos a reiterar el ofrecimiento a los habitantes de Malvinas a utilizar nuestro sistema de educación y salud en pie de igualdad con el resto de los habitantes de mi país”. Remarcó que “ninguna de las resoluciones de Naciones Unidas incorporó el principio de libre determinación en el proceso de descolonización de este territorio”, a la vez que exigió que “se eviten actos unilaterales en el área de disputa de soberanía”.

La gobernadora Bertone, que junto a Legisladores provinciales y Veteranos de Guerra integra la delegación argentina, señaló que “una vez más, ante los ojos del mundo, ratificamos los fundamentos que sostienen el irrenunciable reclamo de soberanía argentina sobre Malvinas”. Agradeció al representante de Chile en el Comité de Descolonización por la presentación que su país ha realizado como copatrocinador junto a otros países latinoamericanos, como sus palabras “que reflejan el apoyo de este país hermano al reclamo argentino sobre Malvinas”.

Tras haber estado presente en los años 2016 y 2017, esta es la tercera oportunidad en la cual la legítima Gobernadora de las Islas Malvinas integra la Delegación Argentina que asiste al Comité de Descolonización, manteniendo así una continuidad en instancias internacionales que sirven para dar a conocer y reafirmar el trabajo que Tierra del Fuego lleva adelante en la Cuestión Malvinas.

En esta oportunidad, integran la comitiva provincial el secretario de Representación Oficial para la Cuestión Malvinas, Jorge Argüello; los Veteranos de Guerra de Malvinas, Carlos Latorre, de Ushuaia, y Ángel Cano, de Río Grande; el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Javier Muchnik, los legisladores provinciales Myriam Martínez, Liliana Martínez Allende, Cristina Boyadjian, Federico Bilota y Pablo Blanco.

“Esta representación de los tres poderes de la Provincia, junto a nuestros Veteranos de Río Grande y Ushuaia, es una demostración clara de la importancia que la causa Malvinas tiene para nosotros, tanto por ser parte de nuestro territorio, como por ser parte del ADN de todos los fueguinos”.

El Congreso de la Nación también acompañó la delegación nacional, con la presencia de los senadores nacionales Miriam Boyadjian, Federico Pinedo, Rodolfo Urtubey, Julio Cobos y José Ojeda, así como el diputado nacional Alejandro Grandinetti.

Año tras año, el Comité de Descolonización de la ONU se reúne para revisar y actualizar la lista de los 17 territorios pendiente de descolonización, de los cuales Malvinas constituye un caso “especial y particular”, por presentar una disputa de soberanía entre dos Estados: Argentina y el Reino Unido.

Acerca de los peticionantes

En esta oportunidad, la Cancillería seleccionó como peticionante a Luis Vernet, tataranieto del primer gobernador político y militar de las Islas Malvinas, quien además es miembro del Consejo Argentino de Relaciones Internacionales, y al ex diputado nacional Ricardo Patterson, descendiente de isleños que se asentaron en la provincia de Santa Cruz, y con lazos familiares en las islas y con la comunidad galesa de Chubut.

Vernet criticó que “los descendientes de quienes expulsaron a los habitantes argentinos pidan tener autoridad sobre el territorio”. Y destacó que “hoy las relaciones argentino-británicas son cordiales”, por lo que “es hora” de una solución.

Patterson, por su parte, destacó que “la Argentina mantuvo, desde 1833, una posición firme” y que “jamás dejó de reafirmar su soberanía”, pero “una contraparte ha eludido la búsqueda de una solución”.

El apoyo internacional

“Las invasiones no dan derecho. Y el Reino Unido invadió esas islas en 1833” sostuvo el representante de Bolivia y recordó las distintas resoluciones que expresan la necesidad de resolver la disputa de soberanía entre Argentina y el Reino Unido.

Por su parte, el embajador de Chile, quien se expresó primero como copatrocinante de la resolución junto a Bolivia, Ecuador, Cuba y Nicaragua y luego a título nacional, afirmó que “hace más de 50 años estableció los mecanismos para alcanzar una solución pacífica a la disputa de soberanía sobre que sólo cuenta con dos partes en la disputa: Argentina y el Reino Unido.”

En sentido similar se expresaron las delegaciones de Uruguay, Guatemala, Siria, Cuba, Paraguay –en representación de los países del Mercosur-, El Salvador –en representación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe- y Nicaragua. Este último país recientemente declaró el 10 de junio como día nacional de solidaridad con la Causa Malvinas, en homenaje al día de la reafirmación de los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas. Esta medida fue acompañada por el resto de los países centroamericanos a través de una declaración del Parlamento Centroamericano.

Las delegaciones presentes valoraron el proceso de identificación de los soldados argentinos que descansan en el Cementerio de Darwin, así como la firme voluntad de Argentina de negociar de acuerdo a la doctrina internacional de las Naciones Unidas, para poner fin a esta disputa de soberanía.

También se mencionó el apoyo del G77+China, organismo internacional que se expresó sobre el perjuicio económico que representa para Argentina la ocupación británica por la fuerza de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur.

La resolución fue aprobada por consenso con el apoyo de todos los países presentes, entre los que se encuentra Rusia, China e Indonesia, así como países africanos y asiáticos y americanos.

Comentarios