Ocurrió en el lugar donde soldados de Infantería de Marina de Río Grande resistieron los embates de un batallón de la Guardia Escocesa, durante la guerra de 1982 entre Argentina y Gran Bretaña. “Fue como cerrar una historia”, expresó Mariano López, periodista de Ushuaia y autor de esta gesta patriótica, en el archipiélago usurpado.


El periodista de Ushuaia Mariano López hizo flamear la bandera de la provincia de Tierra del Fuego en el monte Tumbledown, Islas Malvinas, donde se registró uno de los últimos combates de soldados argentinos contra los escoceses, el 13 de junio de 1982, durante el conflicto bélico con el Reino Unido.

En marzo pasado, el comunicador fueguino visitó el archipiélago y contó que siempre tuvo “la sensación” de estar en Malvinas, a través de los relatos de su padre Félix Bernardo López, quien fue profesional del Hospital Interfuerzas de Puerto Argentino.

“Cuando surge la recuperación de las Islas Malvinas, mi padre fue convocado a Puerto Argentino como técnico anestesista y permaneció hasta el final de la guerra”, relató Mariano, quien tuvo la oportunidad de recorrer en persona las distintas áreas donde se libraron batallas entre soldados argentinos y británicos.

Allí, el periodista aprovechó la ocasión para registrar en imágenes un lugar emblemático para los fueguinos, ya que un grupo de soldados del Batallón de Infantería de Marina N°5 Escuela de Río Grande resistieron los embates del segundo batallón de la Guardia Escocesa, solos, al oeste del monte, en la primera línea de fuego.

“Las Fuerzas Armadas demostraron una valentía muy importante, contra casi 600 militares británicos. Muchos ingleses han definido a esa batalla, en la que se peleó casi cuerpo a cuerpo, como el mismísimo infierno, el peor de los lugares, la más oscura pesadilla”, precisó López.

Tras su histórica visita a Malvinas, algo que -según sus palabras- significó para él “como cerrar una historia”, fue recibido -ayer- por el vicegobernador Juan Carlos Arcando en el edifcio de la Legislatura provincial, e hizo entrega de la reseña del histórico material fotográfico que logró, donde se ve a la bandera fueguina flameando en el paisaje malvinense.

“Sé que Arcando lleva Malvinas en el corazón. El obsequio fue a modo personal, por su larga trayectoria en la cuestión Malvinas”, señaló, y puso en valor temas como la pesca, hidrocarburos “y la defensa constante que demuestra el Gobierno de la Provincia, en tener presencia”, sobre la lucha por la soberanía.

“La política encarada desde el Ejecutivo fueguino habla de una mirada distinta, en defensa de los recursos y del sentido de pertenencia”, cerró Mariano López.

Comentarios