El concejal Paulino Rossi (UCR) se refirió a la deuda adquirida por la provincia por 200 millones de dólares en año 2017, a través de un informe técnico que visibiliza la distribución desigual que existe entre la capital provincial y la ciudad de Río Grande. Y reprochó que "el 81 % de las obras están destinadas a Ushuaia y solamente el 19 % a Río Grande".


Rossi consideró “muy grave que la provincia se haya endeudado a doce años” al tiempo que explicó que “esto compromete las regalías que produce la zona norte, las regalías producto del gas y del petróleo y que son recursos no renovables, y esos fondos que en la Carta Orgánica están reconocidos tienen una importancia especial para Río Grande y toda la zona norte”.

“Cuando uno ve esos 200 millones de dólares cómo se van a utilizar, el 81% de las obras están destinadas a la ciudad de Ushuaia y solamente el 19 % a Río Grande, con un agravante; de ese 19 % que le corresponde a Río Grande hay tres gimnasios, con lo cual que alguien nos explique cómo esto va a reconvertir la economía con la aplicación de obra pública de tan poco monto y tan poca injerencia en la economía local”, señaló Rossi sobre la distribución que el gobierno provincial planifica hacer con el dinero de esa deuda.

Asimismo, continuó diciendo que “uno naturaliza que el gasto público se asigna en mayor manera a Ushuaia que a Rio Grande, debido a que es la capital de la provincia, pero cuando analizamos el destino de las obras a financiarse por el endeudamiento, hay que considerar algunos aspectos previos, como por ejemplo, que la garantía de dicho préstamos son las regalías hidrocarburíferas, recursos no renovables”.

“Sabemos que existen reservas – agregó – pero la única certeza sobre las mismas es que se van a terminar. Todos los estados productores de recursos no renovables destinan los recursos de la actividad extractiva a la reconversión económica que permita tener actividades económicas alternativas para cuando se agoten sus reservas”.

Por último, y con relación a esto, el concejal de la UCR señaló que “realmente vemos esto con mucha preocupación, ojalá se pueda rever, ya que hace más de un año que esta plata está tomada y nunca se usó para rever el destino de estos fondos y que pueda ser un poco más justo y equitativo para los vecinos de la zona norte”.

“Necesitamos reconvertir la economía de Río Grande y la zona norte en otros tipos de cuestiones que nos permitan tener mayor previsibilidad en el mediano y largo plazo para el desarrollo económico de la ciudad”, cerró.

Comentarios