Entrevistada en la TV Pública Fueguina, la gobernadora Rosana Bertone repasó distintos temas de gestión y política, entre ellos el enfrentamiento que mantiene con el intendente de Río Grande. “Podría estar todo el día hablando de los pozos de Melella; la basura de Melella y los colectivos de Melella, pero no le pongo palos en la rueda y me ocupo de lo mío”, señaló.


En declaraciones al programa La Puerta Abierta que se emite en la TV Pública Fueguina, la gobernadora Rosana Bertone se refirió al enfrentamiento político que mantiene con el intendente de Río Grande, Gustavo Melella, a partir de diferentes temas de gestión.

Uno de ellos es el reclamo del Municipio por fondos del Fideicomiso Austral por la obra de la nueva planta potabilizadora.

“No voy a decir que se quejan permanentemente, pero hay cuestiones políticas y cuestiones reales. Yo trato políticas de Estado y no politiquería barata”, reprochó.

Y disparó: “Podría estar todo el día hablando de los pozos de Melella; la basura de Melella; los colectivos de Melella y una cantidad de cosas que pasan en la ciudad, como la cloaca que es un desborde fenomenal y una contaminación tremenda”.

“Hay miles de temas, pero no le pongo palos en la rueda y me ocupo de lo mío, que ya bastantes problemas tengo como resolver el tema del Hospital de Río Grande que me lleva la vida, o la Margen Sur para que deje de ser el patio trasero de una ciudad que creció para ese lado y ahora parece que lo queremos ignorar”, señaló.

Bertone sostuvo que los atrasos en el giro de fondos por parte del Fideicomiso Austral se dan “dentro de lo previsto”, asegurando que el aspecto administrativo “hasta ahora ha sido el mismo”.

“Lo que ellos manifiestan del Fideicomiso, la obra está en ejecución y nosotros por cómo va el avance de la obra no creemos que ya se dé por finalizada como se da, queremos ayudar y hemos ofrecido nuestra ayuda, y estamos pidiendo que hagan bien las redeterminaciones, se lo pedimos encarecidamente y nos cuesta”, afirmó.

La mandataria recordó que la obra es financiada por el Fideicomiso que conforman Nación y provincia y que hasta el momento la obra demandó 150 millones de pesos. “Ahora si me dicen que la planta es de ellos y que la quieren operar ellos, nosotros vamos a descontarles esos 150 millones actualizados entonces la planta es de ellos y yo no me meto más, porque yo me meto porque tengo obligación y responsabilidad, puedo tener problemas si no me meto”, dijo.

Su relación con los intendentes

Bertone lamentó las dificultades de gestión que existen con las autoridades de Río Grande y sostuvo que “yo estoy desde el día cero con la misma posición de ayudar a los tres intendentes”.

Y dijo sobre el nuevo diálogo con la Municipalidad de Ushuaia: “Creo que se dieron cuenta y estoy contenta con la decisión que tomaron para reencausar la relación”.

Gobernabilidad

En otro tramo de la entrevista, la gobernadora Bertone aseguró que desde distintos sectores políticos “siempre me quieren generar caos social”, entendiendo que “desde el primer día que estoy gobernando he tenido una dificultad enorme en garantizar gobernabilidad en la provincia y hay muchos que quieren romper la pacificación”.

“Puede haber oposición, obvio que la va a haber; puede haber diferencia de opiniones, pero esta cosa destituyente es permanente”, agregó.

Y sostuvo: “No soy de andar llorando, sé tolerar las adversidades”.

Comentarios